Meoni espera que se aprueben los protocolos y volvió a advertir sobre los costos del Aeropuerto de El Palomar

El Ministerio de Transporte entregó en la sala de espera, para que Salud apruebe un «protocolo integral de viajeros» que permita retomar «cuánto antes» los vuelos comerciales de cabotaje. Del mismo modo, se tomará una decisión sobre la continuidad del Aeropuerto de El Palomar, que entró en zona de conflicto dentro del Gobierno.

El denominado Gabinete de Promoción Federal analizó este martes la situación del transporte aéreo en la Casa Rosada, durante una reunión que contó con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro; Transporte, Mario Meoni; Educación, Nicolás Trotta; Cultura, Tristán Bauer; y de Turismo y Deportes, Matías Lammens; además de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y el secretario de Obras Públicas, Martín Gill.

Meoni actuó como vocero del encuentro, manifestó que se pudo repasar «el programa de inversiones para los meses siguientes y el año próximo, con la ida de que pasada la pandemia poner a la Argentina en movimiento y recuperar rápidamente la actividad económica».

Al finalizar la reunión, el ministro de Transporte dijo esperar a que «cuanto antes» se puedan dar las condiciones para habilitar los vuelos, algo que estaba previsto para el 1 de septiembre debió ser postergado-

El ministro resaltó que se está «trabajando en un protocolo integral de viajeros para todas las modalidades» que va a analizar mañana con el ministro de Salud, Ginés González García, a partir del cual espera «poder fijar una fecha» para la reanudación de los vuelos de cabotaje.

«Mi voluntad es cuanto antes porque hay una situación de muchas personas dentro del país incomunicadas», aseveró Meoni, en cuanto a la «recomposición del cabotaje tanto en materia de vuelos como de larga distancia». La industria turística se vio seriamente afectada por la cuarentena. En especial las líneas pequeñas como Flybondi y Jetsmart.

Meoni aseguró que la reanudación de los vuelos se dará «mucho antes del verano». Y agregó que se está trabajando «sobre materiales y productos que puedan impactar en la mortandad del virus en al aire y las superficies», lo que puede agilizar el regreso de los servicios.

En cuanto a El Palomar, apuntó que se irá «analizando en los próximos días». Aunque advirtió de la «sobredimensión que hay que sostener en el tiempo, que no tiene que ver con cómo opera cada lugar o con qué compañías sino cuánto cuesta mantener esas pistas».

«Habrá que tomar una decisión con El Palomar a la par que vuelvan los vuelos en las próximas semanas», dijo. Esta semana salieron a defender el Aeropuerto los intendentes de Morón y Tres de Febrero, Lucas Ghi y Diego Valenzuela. El ex intendente Ramiro Tagliaferro estuvo en la protesta de la semana pasada en la puerta de la Base de Palomar.

En julio fue la concesionaria AA2000 la que pidió un cierre de esa terminal en forma temporal. Pero desde un ala del kirchnerismo ya venían presionando para que eso ocurra y así beneficiar a Aerolíneas Argentinas.

De todas formas, si la actividad no vuelve pronto, el sector tendrá pérdidas. Hasta la línea de bandera entró en zona de ajuste este año. Algo que por ahora los gremios aeronáuticos deglutieron sin chistar. Quizás a la espera de una moneda de cambio del Meoni: las low cost.

«La economía de Flybondi entró en tiempo de descuento», sentenció Mauricio Sana, CCO y CEO interino de la aerolínea, en un webinar que organizó esta mañana el sitio especializado AviaciónOnline. «En los primeros meses, esperamos una demanda un 70% abajo de la habitual y volaremos con uno o dos aviones. Hicimos reducciones salariales y achicamos los costos de leasing», describió Sana, poco optimista.