La madre de Facundo se plantó ante Kicillof y le pidió la renuncia de Berni, a quien acusa de encubrir a la Policía

Cristina Castro, la mamá del joven desaparecido desde el 30 de abril, mantuvo esta mañana ante el gobernador, Axel Kicillof, un encuentro más tenso que el que protagonizó el lunes con el Presidente.

La razón es que le reclamó la renuncia del ministro de Seguridad, Sergio Berni, uno de los que considera responsables del presunto encubrimiento de la principal hipótesis de la causa: Los excesos de la Policía.

“Está mintiendo, está diciendo cosas que no son. Le dije que era un bocón”, remarcó la madre de Facundo Astudillo Castro, quien está convencida que el cuerpo que empezó a estudiar el Equipo Argentino de Antropología Foronse es el de su hijo. La causa de la muerte de ese cadáver habría sido asfixia. Y habría sido plantado en el lugar.

En relación a qué le respondió el Gobernador, la mujer admitió: “Me guardo su opinión, me importa que él tome lo que yo le estoy diciendo”. Es decir que mantuvo la esperanza de que recibirá apoyo oficial.

Esto puede cambiar, pero los organismos de DDHH bonaerenses que la han venido acompañando tienen dos fines políticos, que quizás la madre acepte, o no comprenda: Despegar al Presidente y al gobernador de un posible crimen de Estado. Y de paso llevarse puesto a Berni, quien representa un pensamiento diametralmente opuesto a la izquierda peronista pero es útil para enfrentar a un electorado más pendiente de la inseguridad que de aquellos excesos policiales.

Desde La Plata, Castro reveló que pidió “transparencia” y aseguró que “acá hay muchas cosas que no se saben del interior”.

Además, explicó que siente impotencia “de saber que no pudieron hacer nada” y que nadie le va a devolver a su hijo “con vida”.

“Esto no tendría que haber pasado y no quiero que vuelva a pasar. Si llega a pasar de nuevo me va a tener a mí al frente”, remarcó la mamá de Astudillo Castro.

Castro hizo hincapié en que “nadie estaba al tanto de la desaparición de Facundo”. “A la gente del interior no nos escuchan, somos el último orejón del tarro”, advirtió.

Mientras tanto, ajenos a la tarea política de los organismos, los abogados de Cristina enfrentan las hipótesis que tanto Berni como los medios K plantaron para que no se hable de una desaparición forzada. Particularmente el enojo es contra periodistas del canal C5N.

En este sentido, le pidió a los medios de comunicación que escuchen y difundan los pedidos de las familias que denuncien la desaparición de sus hijos. “Yo me llevo al mío no sé si porque rompí las bolas o por qué”, reflexionó. Los restos fueron encontrados el 15 de agosto, en un cangrejal, ubicado entre la localidad de General Daniel Cerri y Villarino Viejo, pertenecerían a Facundo, como ya le había dicho a TN.

Aunque, un comunicado emitido por la jueza federal de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, a cargo de la causa, informó que “nada de lo que trascendió de las pericias es oficial”. En relación a lo que contó Castro sobre que la autopsia a los restos encontrados, cuando reveló que la víctima “murió por asfixia, tuvo una muerte traumática”.

“El hijo que yo buscaba me lo voy a llevar en un cajón y no tendría que haber sido así”, sentenció la mamá del joven desaparecido.

Y destacó: “Dijimos desde un principio que la policía está cebada, y son ellos los que nos tienen que escuchar y los que nos tienen que dar respuestas”, en relación al Gobernador y a las autoridades.

“Más allá de que el ministro Berni los pinte como unas carmelitas descalzas, los números de las personas desaparecidas y muertas por la policía este año en pandemia son otros”, agregó Castro.

En relación a la reunión con Kicillof, admitió que se va “conforme” y que “le cree”.

“Está enterándose de muchas cosas ahora, relacionadas a cómo opera la Policía Bonaerense en Villarino. Me dijo ‘asumí hace poco y quiero hacer tanto’, le creo. Pero no quiero que me lo diga, quiero verlas hechas”, remarcó.

Según contó Castro, el Gobernador le pudo responder “algunas inquietudes que tenían con sus abogados, relacionadas a la causa” cuando estaba en provincia.  “Me llevo el compromiso, si una persona da la palabra no quiero volver a escuchar que me diga ‘estamos haciendo’, las cosas hay que verlas hechas”, destacó la mujer.