Hurlingham: Un automovilista persiguió, embistió y amenazó con una botella a un motociclista por una discusión callejera

Por una discusión callejera, un automovilista persiguió y embistió a un motociclista en Hurlingham. Las cámaras de seguridad tomaron la escena. La víctima quiere demandar a su atacante por intento de homicidio.

Todo comenzó en el mediodía del viernes 21, cuando Ezequiel Romero, quien circulaba a bordo de la moto por avenida Vergara. A una cuadra del Acceso Oest se detuvo con la luz en rojo, pero al cambiar a verde y avanzar, se cruzó a toda velocidad un Ford Focus blanco.

Según Romero, el vehículo pasó en rojo. Esto originó el entredicho entre ambos. “El auto dobla en rojo y casi me choca. Entonces me acerco hasta el vehículo, empezamos a discutir y me encierra, yo le pateo el espejo retrovisor y me voy”, contó el motociclista de 32 años.

Tras ello, Romero continuó su camino y se alejó del lugar, pensando que la situación había culminado. Sin embargo, a unas 30 cuadras de distancia fue embestido por el mismo auto. “Cuando me doy vuelta observo que me empieza a seguir, traté de escapar durante tres kilómetros y me atropella levantándome por el aire”, relató al sitio Oeste Noticias. Una cámara de la zona captó el instante del incidente.

El violento episodio siguió después del choque. Romero contó que luego del impacto, tuvo que correr unos metros porque el conductor del auto lo perseguía a pie para golpearlo. En otras imágenes, se observa que tomó una botella de un container que estaba en la calle y quiso agredir al motociclista. “Después de chocarme se bajó y me corrió una cuadra con una botella de vidrio, amenazándome todo el tiempo”.

Un patrullero llegó al lugar tras el llamado de vecinos al 911 y los policías intermediaron. Romero fue trasladado al Hospital San Bernardino por las heridas que sufrió en el choque, ninguna de gravedad. Luego realizó la denuncia en la Comisaría Nº 2 de Villa Tesei.

La Policía inició una causa por daños y lesiones contra el conductor del auto, M.G., de 33 años. Pero Romero cree que se trató de un intento de homicidio, por lo que a través de su abogado, presentó a la Justicia de Morón las filmaciones que él mismo se encargó de recolectar.