Un policía de la Ciudad detuvo a un ladrón e hirió a otro, tras descubrir que le vendían su auto robado por Facebook

Un agente de la Policía de la Ciudad hirió a tiros a un hombre y logró detener a otro, en Hurlingham, cuando descubrió que habían publicado para vender en la red social Facebook un auto que le habían robado el domingo último, por lo que fingió estar interesado y pactó un encuentro para recuperarlo, informaron hoy fuentes judiciales.

Todo comenzó el domingo, cuando delincuentes robaron un auto Ford Ka que este policía había dejado estacionado en Villa Ariza, Ituzaingó.

De inmediato se dirigió a la comisaría de la zona y denunció el robo de su vehículo, pero luego comenzó a buscar si su auto aparecía en alguno de los sitios web que promocionan la venta de productos y automotores.

Ante la revelación de Internet, el agente se dirigió a la comisaría de la zona y denunció el robo de su vehículo, pero luego comenzó a buscar si su auto aparecía en alguno de los sitios web que promocionan la venta de productos y automotores, dijeron fuentes judiciales.

Ayer, el policía que cumple funciones en la Comisaría Vecinal 4B de la Ciudad de Buenos Aires, vio su auto que estaba publicado en Facebook y que lo vendían en la zona Oeste, por lo que fingió estar interesado y realizó a los supuestos vendedores una serie de preguntas.

El efectivo hizo un pacto de compra-venta y le suministraron una zona de encuentro, pero al llegar al frente de una casa de la calle Vergara al 1500, en la localidad de Villa Tesei, donde estaba su vehículo, se generó un enfrentamiento armado entre él y dos delincuentes.

A raíz del enfrentamiento, uno de los ladrones resultó herido de un balazo en una pierna y quedó detenido junto al cómplice.

Desde el Comando de Patrullas llamaron a una ambulancia, que trasladó al joven herido al Hospital Posadas, donde fue atendido y quedó con custodia policial hasta que sea llevado a una dependencia policial.

El fiscal Claudio Ferrario analizaba si el policía de la Ciudad actuó de acuerdo a la normativa vigente o si hubo un exceso al intentar recuperar su auto sin esperar a los tiempos de la justicia, indicaron los voceros.

El agente público no fue detenido, pero sí se secuestró su arma reglamentaria para las pericias hasta tanto dure la investigación judicial.