Intendentes del PJ de la Tercera Sección pidieron «hacer cumplir la ley»: «Ocupación de tierras y viviendas es ilegal»

Los intendentes peronistas de la Tercera Sección condenaron hoy «la ocupación ilegal de tierras y viviendas», reclamaron a la Justicia «hacer cumplir la ley» y consideraron que «el Estado debe ser firme para poner un límite a quienes hacen de las desigualdades un negocio».

«No podemos tener una mirada contemplativa con aquellos que utilizan la necesidad de la gente para llevar adelante sus negocios inescrupulosos. El Estado debe ser firme para poner un límite a quienes hacen de las desigualdades un negocio», sostuvieron los intendentes, tras las posturas públicas que tuvieron sobre el tema tanto la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederik, como el gobernador, Axel Kicillof. No alcanzó con el equilibrio que instaló Sergio Berni, ni con el spot que hoy subió a su redes sobre desalojos diarios.

Fueron los intendentes de Juntos por el Cambio los primeros que salieron a tomar distancia del Gobierno, aunque no son los más perjudicados por el problema. Como mínimo, sus pares del PJ, no quisieron quedar pegados a Frederik. Por lo menos exigieron una respuesta.

Tras una reunión en el municipio de Presidente Perón, los jefes comunales advirtieron que las tomas «es un delito y, como tal, la Justicia debe intervenir para hacer cumplir la Ley». No estuvieron intendentes opositores, ni de otras secciones. También hay tomas en Moreno (hubo un muerto de hecho) y en Merlo (la Primer Sección electoral).

En el documento, los caciques del PJ explicaron que se reunieron para «abordar de manera conjunta esta preocupante situación y llevar respuestas a nuestras comunidades».

Agregaron que «nos comunicamos con el Ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak y haremos lo propio con el Departamento Judicial de La Plata, que actúa en el caso de la toma de terrenos en Guernica».

Además, le solicitaron al gobernador Axel Kicillof una reunión de trabajo sobre este tema. El malestar es muy grande: «Parece que el gobernador no se define», dijo uno de los asistentes a la reunión de hoy.

El lunes, el gobernador Axel Kicillof admitió que existen «muchas dificultades para avanzar en las soluciones» a las toma de tierras. Pero apuntó que «es innegable que hay una necesidad» detrás de las tomas y que «tiene que haber una respuesta del Estado» para esa necesidad.

«Ya tuvimos reuniones con intendentes. No todas las situaciones son iguales. Que hay necesidad es innegable. Queremos reconocer ese derecho desde el Estado. Queremos ver cada caso particular. Es difícil implementar grandes programas en medio de una pandemia. No prejuzgo. Hay que darle una solución», sostuvo entonces el gobernador.

La nota de este miércoles llevaba la firma de los intendentes de Presidente Perón, la anfitriona Blanca Cantero, y, entre otros, por Fernando Espinoza (La Matanza), Andrés Watson (Florencio Varela), Juan José Mussi (Berazategui), Mario Secco (Ensenada), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Marisa Fassi (Cañuelas), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Ate Brown).

«Entendemos que la crisis sanitaria que el mundo está atravesando ha expuesto también la crisis social y la desigualdad que hoy en día miles de argentinos y argentinas aún siguen padeciendo. Por esta razón, tenemos que trabajar todos juntos sobre qué modelo de sociedad queremos», graficaron.

Consideraron que «la urbanización debe ser una política de Estado y que es necesario trabajar en coordinación entre Nación, provincia y los municipios para facilitar el acceso al hábitat con viviendas dignas para el conjunto de la sociedad».

«Desde el Estado Nacional y el Estado provincial se tiene que establecer una política clara para el desarrollo urbano, el hábitat y la construcción de viviendas para las familias que aún no cuentan con un lugar digno donde vivir. Lo que debemos hacer es responder a esa necesidad con programas y políticas públicas que reviertan esta situación», consignaron.

Además, sostuvieron que «la urbanización de los barrios populares no puede quedar en una consigna».

«Tenemos que discutir seriamente cómo se va a financiar la politica de vivienda, para construir una sociedad mas justa es necesario discutir la distribución del riqueza en la Argentina y el proyecto de ley del aporte extraordinario de las grandes fortunas es un paso en este sentido, sobre el cual debemos seguir profundizando», subrayaron.

«No podemos seguir viviendo en la hipocresía de ver como muchos chicos y chicas nacen y crecen en la inmoralidad de la exclusión, sin tener las condiciones mínimas de vivienda aseguradas. Nuestro deber es con ellos», concluyeron los jefes comunales.

En la Provincia ya hubo más de 1800 tomas de terrenos en este año, según una estimación del ministerio de Seguridad. El ministro de Seguridad, Sergio Berni, dice que hay cinco intentos de tomas por día.

Los alcaldes responsabilizan a la Justicia por la inacción: no hay desalojo posible sin una orden judicial. Los fiscales y los jueces, a su vez, están atados a un protocolo que demora los desalojos una vez consumado.

Se trata de la resolución 707/19, dictada en abril por la Suprema Corte de Justicia de la provincia, que estableció un «protocolo de actuación judicial frente a las usurpaciones de inmuebles por grupos numerosos de personas en situación de vulnerabilidad».

El protocolo buscó prevenir o reducir el impacto social ulterior que pueden generar los desalojos forzosos y brindar protección a mujeres, niños, niñas adolescentes, personas con discapacidad, adultos mayores y personas especialmente vulnerables en procesos de desalojos.

Las usurpaciones no sólo se registran en la tercera sección electoral. Además, las tomas proliferan en otros distritos de la primera sección, como Moreno, y en la 8° sección, que corresponde a La Plata.