Cayó banda de estafadores en Ramos Mejía: Pedían dinero para destrabar deudas con planes de ahorro de autos 0km

La Policía Federal desbarató una organización que hacía estafas en distintas ciudades del país y tenía como víctimas a personas que habían adquirido un plan de ahorro para la compra de autos 0km (y que, por alguna razón, habían dejado de pagar las cuotas mensuales). Hubo 29 detenidos durante los allanamientos realizados entre La Matanza e Ituzaingó.

Como parte de la estafa, informaron fuentes policiales, se contrataba a personas para hacer llamados telefónicos con el objetivo de convencer a las víctimas de que efectúen un depósito de dinero en una cuenta perteneciente a la firma, para, de esa manera, poder obtener el rodado. Pero una vez realizado ese depósito, miembros de la banda extraían el dinero desde un cajero automático y nunca entregaban la unidad. Ante los reclamos de las víctimas, los estafadores aducían que las entregas estaban demoradas y responsabilizaban a las automotrices y al contexto de la pandemia.

También trascendió que los estafadores iban más lejos y le sugerían a sus víctimas que, para reclamar, llamaran a un 0-800, el cual era atendido por miembros de la misma organización criminal que decían pertenecer a distintas automotrices.

Fue entonces que, a raíz de diferentes denuncias recibidas, la Fiscalía Federal 9 De San Martín, especializada en Delitos Complejos, a cargo del Dr. Edgardo Ledesma, ordenó a la Policía que iniciara la investigación. Tras distintas tareas y pesquisas, el personal perteneciente al Departamento Inteligencia Contra el Crimen Organizado logró  individualizar a miembros de la organización delictiva. Y se determinó que operaba desde un inmueble en Ramos Mejía.

Con los datos obtenidos, el Juzgado de Garantías 5 de General San Martin, a cargo del Dr. Nicolás Schiavo, ordenó cinco allanamientos en domicilios ubicados en los partidos de La Matanza e Ituzaingó (provincia de Buenos Aires).

Así fue que se detuvo a 19 personas y se secuestraron 48 chips de diferentes compañías de telefonía celular, 28 teléfonos celulares, ocho notebooks, cinco CPU, un disco externo, 26 cuadernos con anotaciones, 676.500 pesos en efectivo, dólares estadounidenses, marihuana, pastillas de metanfetamina, tres vehículos y otros elementos de interés para la causa. Los detenidos, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición de la autoridad judicial.