Seguridad: Intendentes de JxC rechazaron la invitación de Kicillof y Ghi pidió a policías movilizados «revisar su actitud»

El acto de este jueves estaba pensado de otra manera por el gobernador y los intendentes del Frente de Todos, aún también los del macrismo. Se presentaba el nuevo plan de seguridad bonaerense. Pero todo pasó a un segundo plano, porque desde el lunes estalló una rebelión policial que desnudó las falencias no sólo presupuestarias sino también política en la conducción de la fuerza. Por ahora el ministro de Seguridad Sergio Berni se sostiene (su presencia lo retifica hoy, pero algunos trascendidos lo dan afuera del gobierno). Esta mañana Axel Kicillof retomó la agenda pautada, con discurso de apenas 20 minutos, dejando los últimos para anunciar al aumento salarial para la Policía.

“Hemos tomado una decisión política de fondo que salda una deuda histórica del Estado provincial con su policía”, dijo desde La Plata. Y agregó: “Si queremos construir una política de Estado en materia de seguridad los salarios de la policía tienen que estar a la altura de las circunstancias”.

Los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Jorge Garro (La Plata) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero), entre otros, se alinearon a primera hora y decidieron rechazar la convocatoria. “Para qué vamos a ir a La Plata, si los problemas de la Provincia se resuelven en Olivos”, razongaron tras el desplante presidencial de anoche. «Estuve a punto de levantarme e irme», reconoció hoy el de Vicente López, que no reniega de los fondos a la Provincia, sino en las formas en cómo, por sorpresa, se anuncio que se financiaba con coparticipación quitada a la Ciudad.

Por supuesto, los intendentes oficialistas dieron su presencia y pidieron terminar la revuelta policial. «Quedó expresado que el Gobierno escuchó los justos reclamos y en consecuencia tomó medidas muy superadoras, que indudablemente dan respuesta a las demandas y reivindican las tareas de las fuerzas de seguridad», sostuvo Lucas Ghi

El intendente de Morón consideró que «están dadas las condiciones para que los efectivos que aún están movilizados, reflexionen y revisen su actitud. Se escuchó y atendió su reclamo. Si el conflicto se sostiene, tenderíamos a pensar que no era solo un pedido salarial sino que tiene otras connotaciones».

«El Plan Integral de Seguridad anunciado por Kicillof apunta no sólo a una clara recomposición salarial para las y los efectivos policiales, sino que redundará en una mejora integral de las fuerzas», dijo Ghi, tras participar del acto en La Plata.

Según el anuncio más de 39.00 oficiales de la Bonaerense percibirán un salario inicial de bolsillo de $44.000, además las y los que hagan horas adicionales cobrarán alrededor de $60.000, entre otra mejora económicas para uniformes.

También se anunció la creación del Instituto Universitario Juan Vucetich, y incorporación de dos hospitales exclusivos para las fuerzas de seguridad. Los anuncios de hoy se suman al programa de fortalecimiento anunciado el viernes pasado por el Presidente, que contempla la incorporación de 10.000 nuevos agentes en los próximos 18 meses, 2.200 patrulleros, obras en 96 comisarías, 4.000 paradas seguras, y hasta la construcción de 12 nuevas unidades penitenciarias para alojar 5.000 internos. Una inversión de $37.700 millones que no contemplaba el tema salarial.