Mientas la Bonaerense espera el anuncio del aumento salarial, el Gobierno oficializó la quita de Copa a CABA

Mientras que agentes de la Policía bonaerense seguían esta mañana concentrados en las puertas del Centro de Coordinación Estratégica de La Matanza, a la espera que el gobernador anuncie públicamente un aumento salarial, el Poder Ejecutivo Nacional publicó en el Boletín Oficial el Decreto 735/2020, por el cual se oficializó la quita de un punto de Coparticipación Federal a la Ciudad de Buenos Aires para crear un fondo de financiamiento para compense el déficit de  Provincia.

Son alrededor de 30 mil millones de pesos anuales, que desde 2018 integran el presupuesto porteño. En consecuencia, el jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, prepara una fuerte defensa legal y presentaría una recurso de amparo que evite la pérdida. Por supuesto, esta medida, compulsiva, tomó a todos por sorpresa.

Las figuras de Juntos por el Cambio estallaron. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, buscó la mesura, tras haber estado presente en Olivdos durante el anuncio: «Fuimos porque veíamos una gravedad institucional en lo que estaba pasando alrededor de la Quinta de Olivos. No sabíamos de qué se trataba el contenido del mensaje del Presidente», dijo en diálogo con el canal A24.

«Ojalá que por solucionar un problema, pero que no se arme otro de carácter político», expresó. La pérdida de coparticipación es histórica desde mediados de los ’80. Y fue la exgobernadora Vidal la que al menos peleó por recomponer el Fondo del Conurbano, que se había distorsionado con el tiempo. Pero fue Kicillof quien benefició con los fondos de Nación, como ahora lo hace con lo que le sacarán a la CABA. Además, acaba de pedir otro endeudamiento por $72 mil millones.

«Sin dudas los policías deben ganar más. Hay que jerarquizar y reconocer el trabajo de los efectivos y espero que el gobernador ponga el tema inseguridad como prioridad de su gobierno», cerró Valenzuela.

Claro que los intendentes del FdT salieron a coro a respaldar la movida. «El presidente lo que hizo fue corregir el desequilibrio entre la ciudad y la provincia», apuntó Lucas Ghi, desde Morón. En el mismo sentido, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, señaló que “más allá de estar contentos, es algo que esperaba la Provincia de Buenos Aires”. Asimismo explicó que “es la recuperación de recursos que se entregaron en los 80 y no se recuperaron nunca más”.

En diálogo con El Destape Radio, detalló que “es una decisión para que los bonaerenses empiecen a sentirse un poco más seguros” y fundamentó que “es una inversión de casi $100 mil millones la que hace el Gobierno nacional. Viene a resolver un problema de muchas décadas”.

Mientras tanto, la Policía Bonaerense espera el anuncio oficial de esta mañana. Además de en La Matanza, las protestas se mantenían en otros puntos del distrito, en todos los casos a la espera del anuncio que realizará a partir de las 10 el mandatario bonaerense en la Casa de Gobierno de La Plata, en la que anunciará el Plan Integral de Seguridad que, entre otras cuestiones, contempla el aumento salarial.

Luis Tonil, presidente de la Defensoria Policial, dijo hoy a radio Rock & Pop que los uniformados que representa no formaron parte «de lo que sucedió ayer en la Quinta de Olivos», en relación a los policías que rodearon con patrulleros y móviles ayer la residencia presidencial.

«Lo de ayer fue una falta de respeto total a la institución y la figura presidencial no tiene nada que ver con nuestro reclamo. Se mandaron la macana de sus vidas, hicieron que este conflicto trepara», remarcó.

Y agregó: «Esta es una protesta que se volvió anárquica, me sorprendió inclusive a mi». Asimismo explicó que la protesta se organizó hace 15 días «en las distintas redes sociales y los familiares empezaron a fogonear eso».

«Se decía de ir a Casa de Gobierno, al Obelisco a muchos lugares, de pronto surgió un petitorio y ese petitorio tuvo más de 40 mil posteos en redes sociales», indicó Tonil.