La Policía busca a tres sospechosos: Despidieron los restos de Pablo Flores, el colectivero asesinado en Virrey del Pino

Compañeros y familiares despidieron esta mañana los restos de Pablo Flores, el chofer asesinado en Virrey del Pino en la noche del jueves, por casusas que se investigan. Hubo una caravana desde Isidro Casanova donde se encuentra la casa velatoria, hasta el cementerio Lar De Paz, en González Catán.

Entre los vehículos se encontraba la unidad N° 1 de la línea 218 con el que Flores salía a trabajar pero que no utilizó el jueves por desperfectos técnicos. Fue baleado por delincuentes en Catán cuando conducía la unidad 75.

De la caravana participaron autos particulares así como otras unidades de las seis líneas que están a cargo por la empresa Almafuerte. El auto de la funeraria pasó por una de las sedes centrales ubicada sobre la Ruta 3.

Pablo Flores tenía 28 años, era padre de dos hijas, fanático del rock y de su trabajo. En la noche del jueves, un sujeto se puso al lado de él mientras conducía, y según los testigos, sin medir palabra, abrió fuego contra el hombre con un disparo en la cabeza, causándole la muerte de manera inmediata.

Hay muchas hipótesis sobre el caso así como de la descripción física del atacante que todavía no fue detenido. Según el testimonio de una persona con identidad reservada, la Fiscalía de San Justo ya descartó la idea de un robo.

Durante toda la jornada del viernes, sus compañeros cortaron la Ruta 3 y dispusieron de un paro hasta el lunes en reclamo de mejores medidas de seguridad que les permita trabajar con tranquilidad. En tanto que el resto de las líneas de colectivos de la Zona Oeste volvieron a funcionar este sábado.

“Pablo era un compañerazo. Que Dios lo tenga en la gloria, pobre pibe”, expresó con dolor un chofer de la línea 218. Se quejó de que “de noche los barrios de esta zona son picantes” y que “hay cámaras, pero no se sabe si funcionan”.

“Antes te llevaban la recaudación o te reventaban la máquina. Hoy somos nosotros”, dijo. “Casanova, San Justo, toda esta zona de General Paz para acá está liberada. No hay policías”, reclamó. Los momentos posteriores al violento asesinato quedó grabado por uno de los pasajeros de la unidad 75.

La Policía, en tanto, busca a tres jóvenes sospechosos. «Estamos avanzados en la investigación y estamos tras los pasos de los responsables. Muy pronto vamos a tener novedades sobre ellos», contó un investigador a cargo de la pesquisa.

Según informaron hoy fuentes policiales y judiciales, el hecho ocurrió el jueves cerca de las 22 en una parada ubicada de la rotonda del barrio San Javier y la calle Bacigaluppi, de la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza.

Por ese lugar circulaba el interno 75 de la empresa Almafuerte, conducido por Flores, con varios pasajeros a bordo y fue baleado desde un auto con tres disparos que dieron en la cara del chofer y le provocaron la muerte, tras lo cual la unidad terminó estrellándose contra un árbol.

La investigación quedó a cargo del personal de la fiscalía de Homicidios de La Matanza, que logró identificar a tres personas como los presuntos autores del crimen que se encontraban prófugos. «Se trata de jóvenes de entre 20 y 30 años, que mataron por error al chofer», sostuvo la fuente consultada.

Los investigadores analizaban todas las cámaras de seguridad de la zona para ver si pueden obtener mayores datos y pruebas, especialmente sobre el Peugeot, al que identificaron todos los que presenciaron el homicidio.

«Se le tomó declaración en el lugar por parte del fiscal a todos los testigos que iban en el colectivo y también se le tomó declaración a otras personas que iban a subir en el lugar, en la parada», dijo un jefe policial a la agencia Télam.