El crimen del chofer: Levantaron parcialmente el paro de colectivos de la línea 218 tras el encuentro con Sergio Berni

El ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, se reunió hoy con familiares de Pablo Flores, el colectivero de la línea 218 que el jueves pasado fue acribillado mientras trabajaba, a la altura de Virrey del Pino en Ruta 3.

El encuentro tuvo lugar en la sede de Puente 12. Mientras se realizaba el encuentro, compañeros de Flores esperaban junto a decenas de efectivos de Infantería, la Policía Montada y el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) desplegaban un importante cordón policial. Los choferes cortaron una colectora de la Autopista Riccheri y pasado el mediodía ofrecieron una conferencia en la que reclamaron que el «Estado se ocupe» de «cuidar a los trabajadores».

Los colectiveros habían sido citados a las 18, pero la reunión se pasó para las 11. El ministro recibió a los delegados de la línea 218, que estaba de paro total hasta este lunes. Juntos analizaron las peticiones de los trabajadores y abordaron un protocolo. Las líneas de colectivos de la empresa Almafuerte no pasarán por lugares calientes hasta tanto esté implementado el nuevo protocolo.

A la salida de la reunión, un trabajador remarcó que “fue muy positiva” y se trataron temas como “una app para denunciar” hechos delictivos que transmitiría la información en tiempo real a la Policía. Sería la que contiene el botón antipánico. Además, se agregarán más cámaras de seguridad en los móviles.

“Ahora va a ser todo online”, explicó otro de los delegados de la línea 218 y contó que, hasta el momento, cuando presionaban el botón antipánico los llamaban por radio y ellos debían responder, algo difícil si estaban siendo asaltados.

En relación a las cámaras de seguridad en los móviles, al momento, hay 1200 instaladas y las empresas deberán poder sumar un 10% más en cada mes.

“También van a hacer operativos para solucionar el tema de los ‘pungas’ que están en Ruta 3”, adelantó Marcelo, un delegado. Además, desde las autoridades se comprometieron a “reforzar la seguridad en las zonas más críticas del conurbano”, que fueron marcadas por los delegados durante la reunión.

Las nuevas medidas se comenzarán a implementar a partir de este lunes, pero los responsables tendrán 15 días para terminar de efectivizarlas.

Los choferes adelantaron que continuarán sin ingresar a los barrios populares hasta el domingo, porque seguirán con la medida de fuerza hasta el lunes. “Le pedimos disculpas a la gente que vive en los barrios porque ellos se levantan a las 4 de la mañana para ir a trabajar y nadie los cuida», dijo uno de los representantes, pero aseguró que aún no tienen garantizada su seguridad.

Alrededor de las 11, Berni citó a la familia de Pablo Flores, el chofer asesinado el jueves pasado en Virrey del Pino. A la salida del encuentro, la hermana de la víctima contó que el funcionario le dijo “que el hecho está en investigación” y que tienen que “tener paciencia”.

El caso Flores

“Aún no sabemos nada. Estoy conforme con la reunión”, aseguró la hermana de Pablo Flores, que no descarta la posibilidad de que haya sido un intento de robo.

A su vez, aclaró que “es mentira que (el intendente de La Matanza) Espinoza se comunicó» con la familia. Y pidió respeto con la información que se difunde en los medios de comunicación y las imágenes del momento del crimen: «Mis padres están destrozados y sus hijos todavía lo siguen esperando».

El crimen de Flores tuvo lugar el jueves pasado a las 22. El viernes por la mañana los choferes de la empresa Almafuerte cortaron la avenida Alberdi y General Paz en reclamo de justicia.

Los choferes denuncian que “La Matanza es una zona liberada” y piden más seguridad. En 20 días, volverán a reunirse con el ministro Berni para evaluar el impacto de las nuevas medidas acordadas este lunes.

Según el relato de pasajeros, todo se desarrollaba con normalidad hasta que, en una de las paradas que hizo el conductor, una persona bajó de un auto y aprovechó el momento para dispararle directamente en la cabeza. Al respecto, algunos afirmaron que el colectivero recibió un solo balazo, mientras que otros declararon que fueron dos.

Luego del ataque, el hombre que manejaba el interno 75 de la empresa Almafuerte, chocó el vehículo contra un árbol y se desplomó hacia el costado derecho del asiento. Buscan identificar a tres sospechosos, que estaban esperando a la víctima.