Cruce entre intendentes de JxC y Berni por el uso de las Taser: «Las van a tener que usar en un juego de paintball»

Las pistolas Taser volvieron a dividir las aguas entre la Provincia y los intendentes de JxC: El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, les salió al cruce al sostener que los municipios no están autorizados para avanzar con su adquisición, tras lo cual les pidió que dejen de hacer demagogia.

Fue el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, quién volvió a encender la polémica luego de que a través de un comunicado, informara el envió al Concejo Deliberante, de una ordenanza para adquirir 30 pistolas de ese tipo, para ser utilizadas por la policía local en zonas de alto tránsito.

Una vez hecha publica la medida y en declaraciones radiales, Grindetti dijo que no quiere «meterse a conducir la Policía» sino «darle los elementos» necesarios para combatir la inseguridad y recordó que «hace un mes, el Gobierno nacional anunció fondos para los municipios» destinados a la «compras en materias de seguridad».

El integrante de Juntos por el Cambio aseguró además, que si bien «eso todavía no se firmó, nosotros ya decidimos que vamos a comprar cámaras de seguridad y pistolas Taser para un grupo especial de la Policía».

A esa iniciativa se sumó el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, al señalar que los jefes comunales que proponen el uso de esas pistolas supuestamente no letales, en sus distritos no buscan «polemizar» con Berni, sino «colaborar» con la administración provincial.

También el alcalde de Vicente López, Jorge Macri, a través de su cuenta en la red social Twitter, dijo que imitará la decisión de Grindetti, y consideró que las «Taser, que se usan hace muchos años en más de una docena de países, son una herramienta fundamental para reducir las lesiones en situaciones delictivas, tanto para los efectivos como para terceros».

En la misma red social, el jefe comunal de La Plata, Julio Garro, se expresó de manera calcada a la de Macri y añadió que elevó al Concejo Deliberante de la Plata «un proyecto para incorporar dispositivos».

Frente a ese anuncio en tándem, Berni remarcó que los fondos que otorgó la Nación «no son para que cada uno compre lo que quiera para una Policía que no es de él».

«Tenemos que dejar de hacer un poco de demagogia y empezar a pensar en un plan integral de Seguridad y cómo aplicarlo. Lanús puede comprar todas las pistolas que quiera, pero no sé con quién las va a usar. El que conduce la Policía Bonaerense es el ministro de Seguridad; quien desarrolla el plan de seguridad es el ministro», sostuvo el funcionario provincial.

También se sumo al debate el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, al afirmar que la administración bonaerense no tiene «un problema ideológico» con las pistolas paralizantes Taser, pero remarcó que no hay una compra prevista «en el corto plazo» para destinarlas a los agentes de seguridad.

El funcionario explicó además, que «siempre y cuando los efectivos policiales estén los suficientemente capacitados para manejar cierta tecnología, siempre un arma no letal es mejor que una letal».

Los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Julio Garro (La Plata), Valenzuela (Tres de Febrero) y Grindetti (Lanús) conformaron una mesa de trabajo («Grupo Dorrego»), para pensar en las elecciones 2023. Su sumaron Ramiro Tagliaferro (Morón), Nicolás Ducoté (Pilar) y Martiniano Molina (Quilmes).