Sorpresa y bronca «low cost»: Un organismo estatal no rehabilitó las operaciones en el Aeropuerto de El Palomar

Finalmente, la única que volvió a volar fue Aerolíneas: A pesar del anuncio del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, sobre respetar la continuidad de la terminal ubicada en Morón, el OSRNA (organismo que controla los aeropuertos) resolvió ayer que la único habilitada para poder funcionar en el Área Metropolitana es la de Ezeiza. Por lo tanto, la de El Palomar seguirá en cuarentena. Y por ende, también las dos aerolíneas low cost.

A través de una carta, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos le comunicó este viernes a la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamborelli, que el único aeropuerto habilitado en el Área Metropolitana de Buenos Aires es Ezeiza, y eso debido a que el Aeroparque porteño Jorge Newbery estará cerrado por lo menos hasta marzo de 2021 por obras de refacción que están realizando allí.

La medida sorprendió a compañías Flybondi y Jet Smart, que operan en la estación aérea de El Palomar, aunque durante la semana se habían quedado de las «indefiniciones». JetSmart canceló un vuelo a Mendoza porque el Gobierno no respondió si aprueba el plan que presentó la compañía. A ninguna de las dos les la lo mismo Ezeiza. Entienden que, tal como sospechaban, el Gobierno quiere dejarle el «monopolio» comercial a Aerolíneas.

En su carta el ORSNA dice que “teniendo en cuenta lo señalado por la Gerencia de Operaciones y Experiencia del Usuario, y conforme surge del protocolo Covid-19 a ser aplicado en el ámbito aeroportuario y el transporte aerocomercial, el distanciamiento impacta de lleno en la capacidad del aeropuerto y consecuentemente en la cantidad de operaciones que pueden ser procesadas”.

Esto significa que el aeropuerto de El Palomar no estará habilitado para funcionar, por lo que la única estación aérea que estará disponible por el momento dentro del AMBA será el aeropuerto internacional Ministro Pistarini.

A mediados de octubre el ministro de Transporte, Mario Meoni, había afirmado que el aeropuerto de El Palomar seguiría operando con las compañías low cost pero al mismo tiempo advirtió que se iba a realizar “un análisis muy profundo” de su situación, para saber “si se justifica su funcionamiento por el movimiento aéreo y económico”.

“Queremos hacer un análisis muy profundo de cuánta inversión hay que hacer de infraestructura en El Palomar. Ustedes saben que se están haciendo obras de infraestructura muy importantes, por ejemplo, aquí en Aeroparque y en Ezeiza y por lo tanto tenemos que tener en claro si son necesarios tres aeropuertos para Buenos Aires”, señaló el ministro durante una conferencia de prensa ofrecida en aquel momento en el Aeroparque Jorge Newbery.

En tanto la semana pasada el intendente, Lucas Ghi, advirtió que por más que respaldara a El Palomar, inclusive ofreciendo un plan para darle más beneficios a sus detractores (plan de viviendas y reserva urbana), el temano dependía del Municipio, ni del Ministerio de Transporte, sino del OSRNA y la ANAC. «Si la respuesta es que no siga, mucho más no podemos hacer», se sinceró.

Habrá que ver si la medida es temporal, debido a la pandemia, o apenas una excusa. Las aerolíneas low contestaron a través de sus sindicatos en las redes sociales, con furia. Pero se espera que «tomen medidas» durante esta semana.

Fueron los trabajadores de Flybondi los más motorizados durante las protestas en el AEP y frente a la Casa Rosada. A diferencia de Aerolíneas, dependen de que las empresas sean sustentables. Por eso desde Jetsmart anticiparon este sábado que posiblemente se vayan que mudar a Ezeiza para volar.

La carta del OSRNA a la ANAC