Mercantiles en estado de alerta: Exigen el pago del bono de $5000 y lanzan asambleas en supermercados y home centers

Pese a lograr un acuerdo salarial hasta marzo del 2021, la conducción de la Federación Argentina de Empleados de Comercios y Servicios (FAECYS) no logra acallar las voces críticas a la situación que se viven los trabajadores del sector.

Distintas organizaciones sindicales adheridas a la FAECYS comenzaron la semana pasada con asambleas o jornadas de protesta, en reclamo del pago acordado.

El «estado de alerta» incluye al Sindicato de Comercio de la Zona Oeste (SEOCA), que motoriza esta semana diversas acciones en bocas de cadenas de supermercado y homecenter. La movida incluye al Coto de Moreno, Walmart de La Tablada y San Justo, Vea de Merlo, Carrefour San Justo, Haedo e Ituzaingó, Chango Mas de Morón, Makro de Haedo; Caromar de Gregorio de Laferrere, Vital de Moreno, Coto Tapiales, Jumbo Morón e Easy Moreno.

Hace tres semanas, y luego de varios intentos frustrados, las cámaras empresariales firmaron el acuerdo salarial con Comercio, que incluye el pago de un bono de $5 mil por 6 meses, hasta marzo, retroactivo al 1 de octubre.

Los primeros en cuestionar el acuerdo rubricado en septiembre fueron los dirigentes del SEOCA, que conduce Julio Rubén Ledesma, ya que el aumento equivalía a un aumento del 12%. Finalmente se acordó una suma fija por 6 meses.

Pero todavía el bono no llegó a todos los empleados, como ocurre en el sector sanitario. Por eso sectores disidentes a Cavallieri se declararon en estado de emergencia y movilización, con asambleas, para exigir que se cumpla.