Escándalo frente a una concesionaria trucha de Merlo, que habría estafado a 200 clientes con autos que no entregaba

Vecinos estallaron frente a la casa del supuesto jefe de una asociación ilícita que estafó a 200 personas a través de una concesionaria de autos trucha de Merlo. Ayer hubo una manifestación en la puerta pero hoy hubo quema de neumáticos.

La organización simulaba tener una agencia y vendía por redes sociales autos usados, pero cuya operatoria en realidad era obtener anticipos sin entrega.

Policías armaron un cordón frente a la vivienda ubicada en Constitución al 700. «Que no se meta con nosotros que somos los damnificados. Nos cagaron la guita. Están adentro cagándose de risa», dijo un hombre al canal TN.

«Señé un Volkswagen Gol con 20 mil pesos. Con el tiempo vi que el mismo auto lo volvieron a publicar en Facebook. Supuestamente me lo tenían que entregar hace unas semanas y me dijeron que estaba en proceso de aprobación. Y el mismo auto se lo vendieron a mi hermano», denunció otra víctima.

Otra familia pagó un anticipo de compra de un Chevrolet Onix Joy y pasó por la misma situación. En ese caso, denunciaron que les dijeron que el trámite estaba demorado por el grabado de autopartes y la verificación técnica. Sin embargo, el mismo vehículo figuraba todavía en venta en las redes.

La investigación se inició con la denuncia ante la Fiscal 3 de Morón, Valeria Courtade, que daba cuenta de una de las de alrededor de 40 estafas detectadas, que se habrían realizado mediante Facebook desde la presunta concesionaria.

La organización delictiva cometía las maniobras desde una casaquinta en el oeste del Gran Buenos Aires, donde captaban a las víctimas y obtenían señas de 20.000 a 40.000 pesos para iniciar la supuesta compra que nunca se concretaba.

La banda, que estaría compuesta por unas diez personas, reunía varios autos y los ponía en el lugar como exposición de una falsa venta para que las víctimas los vieran y creyeran que se podía hacer la transacción con muchas facilidades.

Siempre usaban los nombres de grandes automotrices para tener peso en sus maniobras y de esa forma engañar al comprador y que fácilmente haga el depósito de dinero para la adquisición de autos, lo que finalmente no ocurriría.

Esta empresa fantasma seducía a futuros compradores por Facebook y Mercado Libre, donde exponían autos de distintos modelos y marcas con entrega inmediata tras un adelanto de dinero y saldo hasta 36 cuotas, pero nunca se efectuaba la entrega del vehículo que era «vendido» a varias personas.

Licencias truchas

Por otra parte, la Policía desbarató ayer otra banda que vendía licencias de conducir truchas en Merlo y General Rodríguez. La denuncia fue presentada por un funcionario municipal que detectó la circulación de los registros apócrifos. A los sujetos arrestados les incautaron un posnet de Mercado Pago y una impresora de alta resolución. Detalles exclusivos del caso.

Hubo cuatro allanamientos realizados en tres viviendas de Merlo y uno de Rafael Castillo, en La Matanza, ordenados por la justicia de Garantías de Morón a partir del pedido formulado por la UFIyJ Nº 6, fueron arrestados tres hombres adultos, todos sindicados como parte de la organización delictiva.

En principio, los delitos que se les imputan son falsificación de documento público y asociación ilícita. Es que, además de estar sospechados de ser quienes comercializaban los registros truchos, en su poder los investigadores incautaron siete licencias de conducir apócrifas pertenecientes a los Municipios de Merlo y de General Rodríguez.