Alerta en el Ramal Sarmiento: Sobrero pidió ser parte de la paritaria de la UF ante lo que considera una «rebaja salarial»

El delegado del Ramal Sarmiento, Rubén «Pollo» Sobrero, lideró hoy una asamblea en la estación Castelar del tren Sarmiento en el que arengó a los trabajadores de la línea a pelear por la paritaria del sector, golpeada por lo que consideró una «rebaja» firmada este año por la cúpula de la Unión Ferroviaria.

«El día que vayan a firmar la nueva rebaja tenemos que ser cientos de trabajadores en el Ministerio de Trabajo mostrando nuestro repudio. Tenemos que agarrar a los que están puteando y decirle, flaco votá a quien quiera, pero vení a pelear», sostuvo el dirigente de izquierda frente a los talleres.

«Salgamos de acá a hablar con todos los compañeros. Esta noche mismo salgamos a pintar todos los ferrocarriles. Vamos a pedir una audiencia a la UF porque queremos ser parte de la discusión salarial. O nos van a tener que bancar en la calle todo los días que sean necesarios», advirtió hoy el delegado.

La asamblea fue una respuesta de repudio al aumento salarial 7% otorgado y para reclamar una recomposición del 40%. “Todas las paritarias se están firmando por debajo de la inflación, pero la nuestra tendrían que haberla firmado en enero. Somos trabajadores esenciales, trabajamos aun sin el ajuste, que debería haber sido del 18 por ciento, y nos terminan firmando un siete por ciento y a partir de octubre”, protestó hoy la delegada Mónica Schlotthauer.

En diálogo con Radio Universidad, Schlotthauer aseguró: “El Ministerio de Transporte nos robó el aumento y los retractivos. Mientras tanto, nos fuimos endeudando”.

“Queremos reclamar el 40 por ciento de salario que hemos perdido y los retroactivos, que suman arriba de 40.000 pesos”, manifestó la delegada, y llamó a que “vayan representantes de la línea a pelear la paritaria; que cada línea haga asamblea y que elijan a los delegados que vayan a las paritarias”.

Además, Schlotthauer sostuvo: “Tenemos un gremio que, en vez de pelearte el sueldo, firma y arregla; representan el poder, no el bolsillo y no nuestras necesidades”.

Respecto a los aumentos que percibieron otros gremios de transporte detalló: “La UTA firmó arriba del 30%; Camioneros, también; y nosotros, el siete”.