Caen empleos por la parálisis del aeropuerto: Una firma que trabajaba para Jetsmart, en El Palomar, se va de la Argentina

La empresa española de servicios aeronáuticos Acciona, que prestaba servicios a la aerolínea «low cost» JetSmart en los aeropuertos de El Palomar, Salta y Neuquén, anunció ayer a sus 50 empleados que quedarán cesantes, producto de que abandonará su unidad en Argentina por la parálisis del sector. Hasta ahora, la única empresa habilitada para volar es Aerolíneas Argentinas, mientras que Gobierno concentró todos los vuelos en Ezeiza.

Según la empresa el cierre obedece al «impacto que hemos enfrentado producto de la pandemia COVID-19». El comunicado de Acciona dice lo siguiente: «Este año la industria aeroportuaria, a escala global, ha sufrido uno de los más profundos impactos en su historia, producto de la pandemia mundial».

«Las restricciones producto de la pandemia han generado un nuevo contexto que ha obligado a Acciona a tomar la dura decisión de cerrar sus operaciones de handling de pasajeros en la Argentina, finalizando el contrato que la compañía mantenía con su único cliente, JetSmart», agrega la firma que presta servicios aeronáuticos, además, en España, Alemania y Chile.

Si bien la compañía asegura que su salida del país es exclusivamente a causa de «la pandemia» y desmintió que exista una animosidad, lo cierto es que no cerró filiales ni redujo sus operaciones en otros de los tres países donde tiene servicios aeronáuticos. Y la cronología de la decisión es por lo menos llamativa: Acciona mantuvo su operación en la Argentina completamente a pérdida durante los siete meses en que los vuelos de cabotaje estuvieron suspendidos. Y apenas una semana después de que se reiniciaran los vuelos de cabotaje, con la lógica expectativa de que todas las empresas del sector vuelvan a tener ingresos, la empresa decidió irse del país.

El viernes 23 de octubre, unos días después de que se habilitaran los vuelos y se aprobara la fusión entre Aerolíneas y Austral (en asamblea de accionistas) el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos comunicó a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que el único «corredor sanitario seguro» de la zona del AMBA es el aeropuerto de Ezeiza.

La firma del vicepresidente del ORSNA, Fernando Muriel, dejó afuera a El Palomar, donde operan sólo dos aerolíneas, las «low cost» Flybondi y JetSmart.

Flybondi presentó una denuncia judicial contra la decisión. Pero JetSmart comunicó el lunes 26 que acataba la decisión oficial y que mudará su operación de cabotaje a Ezeiza. Ese mismo día otra decisión del ORSNA, nuevamente firmada por el vice Muriel, bonificó a JetSmart las tasas aeroportuarias que deberá pagar. Muriel es de La Cámpora, agrupación que gobierna AA, y fue primero directivo de AA2000, el concesionario de los aeropuertos.

Todavía JetSmart no reinició sus vuelos regulares de cabotaje, pero ya está operando en Ezeiza: Los viernes sale a Santiago de Chile, y también ha hecho vuelos de cabotaje tipo «charter». Aún así, su sindicato de empleados sigue acompañando las redes sociales de sus colegas de Flybondi, síntoma de que en ambos sufren por lo mismo, aunque las empresas tomen caminos distintos.