Las cámaras de comercio y referentes de JxC pidieron reabrir el Aeropuerto de El Palomar, en defensa de la competencia

Legisladores, intendentes y cámaras de comercio de Morón salieron en defensa del Aeropuerto de El Palomar, que fue inhibido de operar por una disposición del OSRNA en el marco de los protocolos por la pandemia de Covid-19.

En todos los casos pidieron restituir los vuelos, en defensa no sólo de los puestos de trabajo, sino de los usuarios que utilizaron la terminal y las aerolíneas low cost. Mientras que Flybondi planteó que es «El Palomar o nda» y presentó una denuncia penal contra el vicepresidente del OSRNA, la operadora Jetsmart, también dueña de Norwegian, negocia el traslado a Ezeiza.

Por ahora, la única aerolínea que cruza los cielos del país es Aerolíneas Argentinas. El problema es que la falta de competencia y los precios de la línea de bandera presagian una caída del sector, afectado de por sí por la pandemia.

«Es momento de volver a comprometerse con el futuro del aeropuerto de El Palomar, por su gran impacto en empleo, conectividad y federalismo. En un momento tan delicado de nuestra economía, perder puestos de trabajo es el peor escenario», publicó el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, en el diario La Nación. Hoy participó de un zoom con su colega Ramiro Taglaiferro, exintendente de Morón; y diputados y senadores de Juntos por el Cambio.

«En nombre de las muchas familias que trabajan o están vinculadas al aeropuerto creo que es urgente que se presente un protocolo Covid-19 adecuado para que El Palomar pueda seguir adelante. Que no se busquen artilugios técnicos para frenar un hecho de trabajo y oportunidades que beneficia primero al Oeste del Conurbano», sostuvo Valenzuela. Y agregó que «hoy siete de cada 10 vecinos están a favor de la continuidad del aeropuerto».

Los intendentes de la Zona Oeste había recibido la palabra del ministro de Transporte Mario Meoni, de que el Aeropuerto no cerraría. Pero habilitada la actividad, el vicepresidente del ORSNA, Fernando Muriel, le envió una carta a la ANAC en la que le informaba que en el AMBA sólo funcionaría Ezeiza.

«Sabemos que el operador aeroportuario (el mismo en ambos aeropuertos) presentó los correspondientes protocolos Covid-19, por eso no parece justificado que se apruebe uno y no el otro. Convivir con el virus es factible en todos los órdenes si actuamos con protocolos, como se ha podido hacer en la industria, el comercio, el culto, el deporte. Se tiene que poder en El Palomar, salvo que exista una premeditación y lo que se busque es ahogar su funcionamiento para que cierre y así condicionar a las compañías low cost que en él operan», explicó ayer el intendente de Tres de Febrero, en su columna.

«Esto pone en riesgo todos los esfuerzos y el futuro de mucha gente que depende de este aeropuerto y de las dos aerolíneas que trabajan allí, justo ahora que están volviendo los vuelos de cabotaje. También pone en riesgo el desarrollo y el empleo en las muchas ciudades que se han visto beneficiadas por el funcionamiento de El Palomar, de Bariloche a Salta, Rosario, Iguazú, Córdoba, Mendoza o Corrientes».

«Ser un país verdaderamente federal requiere de más opciones y más posibilidades en cuanto a conectividad aeronáutica. Ya se fue Latam; no es sensato perder más líneas aéreas y posibilidades de conexión, trabajo y turismo. Desde que funciona El Palomar, Bariloche ha tenido turismo de fin de semana, por los vuelos baratos. Un rosarino ya no tiene que ir a la Ciudad de Buenos Aires para volar a Tucumán: eso es federalismo. Muchas personas viajaron por primera vez en avión, pudieron ir a ver a sus familiares por un costo bajo y llegaron a un aeropuerto en tren o colectivo», escribió.