No abren el transporte Público: El AMBA pasa de la etapa de «aislamiento» a la de «distanciamiento social» hasta el 29

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que «es hora que el AMBA pase a una etapa de distanciamiento, social preventivo y obligatorio» (DISPO) ante la baja de casos de coronavirus en las últimas ocho semanas, pero advirtió que el transporte público seguirá con restricciones y sólo podrá ser utilizado por personal esencial, al formular un anuncio desde la residencia de Olivos.

Acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García, y por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, Fernández anunció que departamentos de diez provincias en los que hay aumento o multiplicidad de casos de coronavirus continuarán en aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) hasta el 29 de noviembre.

Más allá de estos anuncios, el Jefe del Estadio se encargó de reiterar que los problemas generados por la pandemia «continúan» y es necesario «seguir con los cuidados» sanitarios, tanto en contexto de aislamiento como de distanciamiento. Sin embargo, inmediatamente se declaró «satisfecho» con el logro de que «ningún porteño o bonaerense se haya visto obligado a carecer de atención médica debido a deficiencias del sistema».

El Presidente afirmó que “se seguirá de cerca la evolución de la pandemia en todo el país”, y que tuvo una charla con su par de Rusia, Vladimir Putin, “para preparar” a Argentina para la vacuna contra el coronavirus que se produce en esa nación, al formular anuncios desde la residencia de Olivos sobre la continuidad de la emergencia sanitaria.

En ese sentido, aseguró que la tarea de vacunar exige «un esfuerzo» de logística y que en ese sentido está trabajando el Gobierno nacional y aclaró que están en contacto también con «otros laboratorios», además del ruso, con el objetivo que «los argentinos puedan contar en el menor tiempo posible con la vacuna» para poder retomar sus actividades, al anunciar cómo siguen las medidas para mitigar el avance del coronavirus.

Durante un mensaje grabado, Fernández anticipó la creación de «un comando con las provincias para organizar la vacunación para los argentinos”, y aseguró que gracias al acuerdo con Rusia se podrá “contar prontamente” con una medicación para combatir el coronavirus.

A modo de deseo, expresó que aguarda que «para el 29 de noviembre la Argentina esté en un proceso de distanciamiento» y que «los contagios de coronavirus y muertes sigan cediendo», a la vez que llamó a «unir esfuerzos para vacunar a los argentinos», al anunciar las medidas en el marco de la pandemia.

Más, tarde, el gobernador Kicillof destacó que en el Gran Buenos Aires “a partir del próximo martes se terminará la fase del aislamiento y empezará la etapa del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DSPO)”, y añadió: “Esto se puede hacer gracias al esfuerzo y la solidaridad de los y las bonaerenses, y un Estado que llegó a todos. Llevamos 10 semanas de disminución de los casos positivos y de la utilización de camas de terapia intensiva”.

Señaló que “vamos a pasar de una política para aplanar la curva de crecimiento de casos a otra destinada a aplastarla”. “Lo vamos a lograr fortaleciendo la búsqueda activa de los casos y la detección temprana; afianzando las pautas de cuidado; el distanciamiento social inteligente; aplicando la vigilancia activa de casos estrechos y aislamientos focalizados” , detalló.

Durante la conferencia, se anunció también que, sujeto a la continuidad de la caída de los casos positivos, en las próximas semanas podrían extenderse las autorizaciones para que nuevas actividades en el Gran Buenos Aires.