Flybondi presentó otra denuncia por no poder volar desde El Palomar: Marcha el 13 con apoyo de cámaras empresarias

Luego de un mes de esperar alguna salida política al conflicto, la aerolínea «low cost» Flybondi denunció a las autoridades aeronáuticas por no poder volar desde El Palomar, a pesar de que la actividad no está prohibida. Ocurre que por una resolución de los organismos competentes el único aeropuerto habilitado para operar hoy en el AMBA es Ezeiza (Aeroparque está en obra).

FlyBondi asegura que no recibió aún la autorización para retomar su operación y, junto con Andes, sería la única aerolínea que todavía no reinició su actividad. Sostiene que tampoco le confirmaron si podrá despegar desde el Aeropuerto de El Palomar, como lo hacía antes de la cuarentena.

La empresa presentó la denuncia ante el Juzgado Federal Contencioso Administrativo N° 7 por incumplimiento por parte de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos. Antes, la Asociación de Trabajadores de Flybondi ya había denunciado al vice del OSRNA, Fernando Muriel, por abuso de autoridad.

En consecuencia, la aerolínea pospuso el reinicio su operación para la primera semana de diciembre, tal como anticipó días atrás. Y prepara una marcha para el próximo viernes 13, que ya contó con el respaldo de las cámaras de Comercio de El Palomar, Morón, Hurlingham y de FEBA, que se solidarizó con las organizaciones que ahora buscan defender los puestos de empleo y, sobre todo, el impulso que el aeropuerto le dio a El Palomar y a la región.

«Lamentablemente, se tomó esta decisión debido a la constante falta de definiciones de aspectos operacionales, regulatorios y comerciales que resultan esenciales para la planificación y organización de la industria aérea», expresaron desde la compañía, luego de que trascendiera la acción legal.

La aerolínea presentó una propuesta de programación a la par que otras líneas aéreas en octubre, cronograma que debía ser aprobado por la ANAC, en base a la autorización de las provincias y la evolución epidemiológica local.

No obstante, desde ANAC señalan que la compañía «low cost» había solicitado varios vuelos y estaban en trámite de aprobación. «Antes de que estuviera la definición, decidió suspenderlos», indicaron. Pero lo mismo había hecho su colega de Jetsmart, que por otra parte negocia salir desde Ezeiza.

Flybondi realizó un vuelo Charter 009 que fue aprobado por la ANAC y voló el 5 de noviembre, aunque se trató de un vuelo especial para trasladar mineros. «Se aprueba a la empresa Flybondi Líneas Aéreas SA el vuelo de pasajeros y carga, que cuenta con la anuencia del gobierno provincial de Santa Cruz para su operación», dice un comunicado que la ANAC le envió a la empresa.

En tanto, la aerolínea busca reiniciar su actividad desde El Palomar. Aunque días atrás el ORSNA emitió un comunicado donde asegura que no se encuentran dadas las condiciones para su funcionamiento, la compañía alegó que no existe notificación oficial por parte de los organismos aeronáuticos que restrinja la operación en esta terminal aérea.

En su presentación, hizo referencia a la medida cautelar dispuesta el 4 de agosto por la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal. La medida ordenó a ORSNA considerar a Flybondi como una parte interveniente en cualquier expediente donde se tramite su posible cierre. Esta disposición surgió a raíz del pedido de cierre que había solicitado el concesionario Aeropuertos Argentina 2000 a ORSNA en abril.

A su vez, el 26 de octubre Flybondi presentó ante ORSNA un pedido de vista del expediente administrativo donde cursa el informe que le envió a ANAC, en el cual informa que el aeropuerto no estaría habilitado para dar inicio a vuelos regulares por cuestiones sanitarias.

Tras conocerse este documento, ese mismo día la aérea aseguró que volar desde Ezeiza, desde donde se pretende que lo haga cuando retome su operación, «no es una opción comercial ni tampoco para los pasajeros».

Flybondi marca que el AEP implementó los mismos protocolos de prevención por el Covid19 que el resto de los aeropuertos del país. «De hecho, si bien no tuvo vuelos regulares durante los ocho meses en los que rigió la prohibición de la actividad aérea regular, El Palomar se mantuvo operativo para vuelos de tipo chárter, así como para vuelos de repatriación».

El Palomar es el principal aeropuerto low-cost de la Argentina y el único de estas características en América latina. Ya es el cuarto con mayor cantidad de pasajeros de cabotaje trasladados y el sexto del país, si se tienen en cuenta el total de pasajeros.

Emplea a más de 1000 personas de manera directa, de las cuales el 80% residen en las zonas aledañas. Desde el inicio de su operación en febrero del 2018, pasaron por él más de 2.890.000 pasajeros. El 20% son pasajeros que viajaron en avión por primera vez en su vida. Por eso en la sesión de este miércoles en Diputados JxC espera introducir varios expedientes sobre tablas.

Aunque no todos salieron a pedir ahora por el Aeropuerto (sólo el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela), tanto Lucas Ghi, como Juan Zabaleta y Alberto Descalzo habían recibido la palabra del ministro de Transporte Mario Meoni de que el Aeropuerto no se cerraría por ahora. El propio intendente de Morón consideró semanas atrás que la medida es temporal.

Hoy, Ghi participó de un acto a pocas cuadras de la terminal, en la UGC de El Palomar, donde hicieron una actividad por el 46° aniversario de la ciudad. En el comunicado oficial, al menos, no se toca el tema aeronáutico.