Tras el cierre de El Palomar, se oficializó la prórroga por 10 años de la concesión a Aeropuertos Argentina 2000

Días después de haber confirmado el final comercial de la terminal de El Palomar, el Gobierno formalizó la prórroga de la concesión a Aeropuertos Argentina 2000 hasta 2038 con un plan federal de inversiones de US$ 2.500 millones, de los cuales se ejecutarán US$ 1.400 millones en los próximos siete años.

Lo hizo a través del Decreto 1009/2020 publicado este jueves en el Boletín Oficial, que precisó que la concesión se extenderá hasta el 13 de febrero de 2038, y remarcó que la prórroga se definió a partir de la recomendación del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna).

Es el mismo organismo que vació al AEP, no permitiendo partir vuelos comerciales desde allí y negociando la salida de las aerolíneas Flybondi y Jetsmart. Aunque se verá cómo siguen las «low cost» en adelante, el cierre del Aeropuerto es un duro golpe a la creciente demanda de vuelos de cabotaje en el AMBA y al desarrollo económico de la Zona Oeste, que de distinta manera respaldaron los intendentes. Este jueves, a las 18.30, está convocada una nueva marcha a la Base Aérea de El Palomar, aunque sólo respaldada por vecinos, ex empleados del AEP y dirigentes de Juntos por el Cambio.

El acuerdo se firmó el 30 de noviembre último, en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada y del cual participó Eduardo Eurnekian, titular de la Corporación América, propietaria de AA2000.

El plan de inversión previsto para los próximos siete años, por un monto de US$ 1.400 millones de dólares, comprende obras que se realizarán en aeropuertos ubicados en 20 provincias del país.

Con esta prórroga, que se encuentra prevista en el contrato original, la concesión del Grupo A del Sistema Nacional de Aeropuertos, que finalizaba en el 2028, se extenderá hasta el 2038.

La extensión fue recomendada por el Orsna luego de un proceso de trabajo que se inició en julio último y que tuvo en cuenta las presentaciones del concesionario, en las que expresaba las dificultades para encontrar medidas tendientes al sostenimiento del servicio público aeroportuario como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Los cierres de fronteras generaron una crisis sin precedentes en la industria de viajes y turismo, con una caída del tráfico aéreo en la Argentina del 98% desde marzo.

Organismos internacionales como la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), estiman que recién entre 2023 y 2024 se recuperará el volumen de pasajeros a niveles prepandemia.

En ese marco, el Orsna y AA2000 buscaron la manera de devolverle sostenibilidad al sistema y permitir la realización de inversiones en materia de infraestructura aeroportuaria con el objetivo de mejorar la seguridad, la conectividad y la competitividad.

Así, en una primera etapa se retomarán trabajos que estaban proyectados en distintos aeropuertos del interior del país, pero que habían sido interrumpidos cuando comenzó la pandemia.

Del mismo modo, se está ejecutando una importante obra en la pista del Aeroparque metropolitano y en el sector de arribos y partidas internacionales, con el objetivo de permitir el regreso de los vuelos regionales.