Ecobotellas: Tres amigas organizaron un grupo para fortalecer campaña de materiales reciclables en Zona Oeste

Tres amigas de zona oeste son las responsables ideológicas de la campaña que rellena botellas de plástico con material reciclable, que se recolecta en comunas como Ituzaingó y Hurlingham, con respaldo de dirigentes y del Estado.

“Buscamos hacer una acción ecológica que tenga un fin solidario”, cuentan Manuela Suárez (19), Arianna Parolini (18) y Ana Laura Rubé (18), integrantes Ecobotellas Oeste. La iniciativa hace más de un años. Y tiene puntos fijos de retiro en Ituzaingó, Hurlingham, San Justo y otras localidades. La movida generó distintas campañas a través de organizaciones públicas o políticas.

“Una EcoBotella es una botella de plástico que puede ser un envase de shampoo o gaseosas, en la que se le introduce plástico de un solo uso, limpio y seco, compactándolo bien”, explica el grupo.

Antes, el único lugar cercano que tenían para llevarlas era en Padua y se preguntaron que si a ellas les parecía lejos siendo de Morón e Ituzaingó, qué iba a pasarles a sus vecinos. La respuesta fue obvia: no iban a hacer las EcoBotellas.

“Por eso decidimos hacer algo por el planeta”, afirman las amigas. Una vez acumuladas las botellas, ellas se encargan de llevarlas a la Parroquia de San Antonio de Padua, ubicada en Centenario 1399. Finalmente, “Llena una botella de amor”, una ONG de Bernal, las traslada a “Econciencia Argentina”, una empresa que se encarga de transformarlas en madera plástica.

Dependiendo de las toneladas entregadas, se le devuelve a “Llena una botella de amor” el equivalente del peso entregado en forma de muebles de madera.

El fin solidario para las vecinas del Oeste es que los muebles son entregados a la Parroquia de Padua, que los destinan a “Cáritas”. “De esta manera también podemos ayudar a las personas en situaciones de pobreza, de forma ecológica y sostenible”, afirman las jóvenes.