Trabajadores de Garbarino realizaron una protesta en Morón, Merlo y Laferrere por el pago de bono, aportes y aguinaldo

Trabajadores de Garbarino protagonizaron este miércoles una jornada de protesta en la sucursal de Morón, ubicada en Av. Rivadavia y Belgrano, en reclamo por el bono de fin de año, el aguinaldo, aportes patronales y para que levanten las suspensiones que sufrieron por la realización de previas asambleas.

Las protestas, que fueron acompañadas por el cuerpo de delegados del Sindicato de Empleados de Comercio de la Zona Oeste (SEOCA), también se llevaron a cabo en las bocas que la cadena Garbarino posee en Merlo y Laferrere.

Al mediodía, Erica Zalazar, delegada de la sucursal Morón, precisó al portal «No Ficción» que ya «se levantó la medida de fuerza porque conseguimos un bono de fin de año por $9.000 y se comprometen a regularizar todas las otras cuestiones en un corto plazo, como por ejemplo los sueldos adeudados».

«Hace más de ocho meses venimos padeciendo por la nueva gestión de Garbarino (ahora está en manos de Carlos Rosales, dueño del grupo asegurador Prof) irregularidades en el pago de los salarios, que nos abonan en cuotas, tanto a los suspendidos como a los que estamos en actividad. Nos pagan de manera parcial. Hay un destrato de la empresa, estuvimos dialogando pero estamos hartos de no tener soluciones», explicó Zalazar.

En ese sentido, la delegada del SEOCA, concluyó: «no queríamos llegar a esta instancia, pero queremos que regularicen los salarios».