El Municipio desalojó una fiesta ilegal y clausuró el local de comidas que funcionaba en el estacionamiento del Makro de Haedo

El Municipio de Morón desalojó una fiesta con casi mil personas organizada por un local gastronómico que funciona en la playa de estacionamiento del hipermercado Makro de Haedo. El mismo había abierto en diciembre y, en ese entonces, contó con la presencia del intendente, Lucas Ghi (foto prensa Morón).

Durante el operativo, coordinado entre Inspección General, Seguridad Ciudadana de la comuna, se procedió además a la clausura del local por violar las reglamentaciones de protección y distanciamiento social contra el Covid-19.

La intervención de los agentes de Inspección General se llevó a cabo durante las primeras horas del domingo, luego de recibir una denuncia telefónica que alertaba sobre un evento con concentración de personas y música alta.

Al constatarse que se trataba de una fiesta abierta al público, con exceso de asistentes y sin las medidas sanitarias correspondientes, los inspectores municipales solicitaron el apoyo de Seguridad Ciudadana, para realizar el desalojo.

Más de diez móviles de Policía (local y bonaerense) participaron del operativo, sin necesidad de efectuarse ninguna detención. Luego de ser despejado el lugar, se labró el acta de infracción y clausura preventiva del local gastronómico, y se dio intervención al Juzgado de Falta Municipal de turno.

Durante las fiestas de fin de año, el Municipio llevó adelante distintos operativos de prevención en el parque lineal de Haedo, en plazas y en diferentes zonas centrales de todo el partido, para evitar la concentración de personas.