Protocolos: El gobierno bonaerense presentó la «Guía de Implementación de Interrupción Voluntaria del Embarazo»

Con la presencia del ministro de Salud, Daniel Gollan; y la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, el gobierno bonaerense presentó esta mañana la «Guía de implementación para la inrerrupción voluntaria del embarazo», por la habrá de regirse el sistema sanitario de la Provincia, tras la ley reglamentada la semana pasada por la Rosada.

«Esto es absolutamente importante porque restituye algo que fue vedado por siglos para las mujeres gestantes, y también es algo muy importante para los equipos de salud, porque da certezas del modo en que se interviene; cambia el posicionamiento subjetivo de aquellas personas que van a pedir este derecho; pero también de quienes van a atenderla», indicó Díaz.

En tanto, la subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Lucía Portos, explicó que «presentamos una guía en menos de 72 horas después de publicada la ley en el boletín oficial. Eso es un trabajo contra reloj con mucho compromiso que se hizo desde el ministerio de Salud de la Provincia».

Salud: «La cifra estimada de abortos inducidos en nuestro país se encuentra entre 371.000 y 522.000, según las únicas estimaciones realizadas hasta el momento, lo que indicaría que en Argentina ocurren entre 6 y 7 abortos cada 10 partos.»

«La guía no es solo seguridad jurídica sino también el respaldo por parte del estado para que los derechos se puedan llevar adelante incluso en los territorios más hostiles», sostuvo la funcionaria. La Provincia adjunto en un comunicado esa cartilla, con datos que desde ya no aparecen en la gacetilla oficial.

Por ejemplo, cuántos abortos al año consideran que se hace en el país. Un dato en negro que es difícil de medir. De acuerdo a esta Guía, son entre 6 y 7 por cada diez partos que se concretan: Es decir casi medio millón en un año.

Gollan remarcó que “si no hubiese existido esa -marea verde- algunos legisladores o legisladoras no hubiesen cambiado su forma de pensar. Esa forma histórica y masiva fue lo que torció la historia. El reconocimiento primero es hacia ellas. El segundo es hacia nuestro presidente. Lo dijo en campaña y lo cumplió. En su primer año de gobierno y en pandemia. Lo hizo posible contar con una presidenta que preside un senado y tuvo un rol decisivo”.

Por último, la directora provincial Balagna agradeció a los equipos de salud que “sostuvieron la implementación, atención y el acceso de una manera militante sin un estado que los acompañe y hoy si, tienen un estado que los acompaña, una ley, una guía de implementación de esa ley y un equipo del Ministerio de Salud que los va a estar acompañando para poder brindarle acceso a las mujeres y a las personas gestantes la interrupción voluntaria del embarazo”.

La nueva ley establece un régimen legal mixto de plazos y causales. Hasta la semana 14 de gestación, la mujer (para qué dar vueltas sobre otros casos imposibles) podrá acceder a la interrupción voluntaria del embarazo, cuando así lo requieran. Luego de ese período gestacional, podrán acceder a la interrupción por las siguientes causales: a) el embarazo sea producto de una violación; b) se encuentre en riesgo la salud o la vida de la persona gestante.

La Guía de Implementación complementa lo establecido en el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo”.

Y será utilizada en todos los establecimientos de salud del territorio provincial, contempla tanto los aspectos técnico-sanitarios como los principios que rigen para el acceso voluntario a la interrupción del embarazo.

Los establecimientos de salud tendrán la obligación de brindar el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo en un plazo de 10 días corridos desde que la práctica sea requerida por la «persona gestante (sic)», lo cual conlleva a trabajar sobre un costado de la Ley de IVE: la objeción de conciencia.

«El Ministerio de Salud trabaja en conjunto con otros Ministerios y Municipios, a fin de generar la capacidad técnica para la resolución y la formalización de las redes de derivación para las situaciones que así lo requieran, para poder garantizar la práctica en ese plazo», rezan en el comunicado.

La Guía, que debe estar al alcance de la mano de cualquier profesional o paciente en la página oficial del Ministerio, toma dos tratamientos para el IVE: El Misoprostol (aprobado en 2005 por la OMS y en 2018 por la ANMAT en Argentina) es uno. El otro es la aspiración de vacío del útero, que suele estar acompañado por una serie de medicamentos para evitar infecciones posteriores.