La Matanza: Vecinos de Lomas del Mirador marcharon por seguridad y justicia, tras el crimen de Alan Bravo

Un hermano de Alan Bravo, el joven asesinado el domingo de un balazo en un intento de robo automotor en Lomas del Mirador, sospecha que los delincuentes le dispararon «porque no sabían manejar el auto», un Peugeot RCZ.

Mientras que los investigadores intentan identificar a uno de los asaltantes, que quedó registrado en una cámara de seguridad de la zona, familiares y vecinos realizaron ayer una manifestación en las calles Pedro Goyena y Las Heras, en esa localidad de La Matanza, para pedir justicia por Alan y mayor seguridad.

Gabriel, uno de los hermanos de la víctima, dijo que la familia no recibió información aún sobre la investigación y describió a Alan como «un chico trabajador».

«»Le dispararon porque no sabían manejar la caja automática del auto. Por eso luego de robarle el celular y la billetera lo hacen volver», relató.

Contó también que su hermano trabajaba con él en el transporte de electrodomésticos desde los 16; y que había cambiado el auto la semana pasada.

«Le gustaba crecer, soñaba en grande, le gustaba salir adelante como uno le enseñó. Queremos justicia», expresó al canal TN.

Por su parte, en diálogo con Télam, Marcela Bravo, tía de Alan, pidió a los vecinos que puedan aportar algún dato si «alguien vio algo o tienen imágenes de cámaras de seguridad».

La mujer denunció que la Policía y la ambulancia tardaron en asistir a su sobrino, que fue trasladado al Hospital Alberto Balestrini de Ciudad Evita, donde arribó sin vida producto de la herida recibida.

«Siempre lo mismo, se pide justicia pero nadie te devuelve la vida de tu ser amado. Era una criatura que trabajaba cuyo sueño era tener su lindo auto», expresó la mujer.

Por otro lado, el fiscal Gastón Duplaá, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, continúa con la investigación para dar con los dos sospechosos.

Fuentes judiciales señalaron que se aportó una imagen de una cámara de seguridad donde se observa a un joven con barbijo escapando a la carrera.

El crimen ocurrió el sábado, cuando Bravo se encontraba en la casa que alquilaba en las calles Pedro Goyena y Las Heras, en Lomas del Mirador, y fue sorprendido por dos delincuentes que intentaron robarle el auto, que había comprado recientemente.

En esas circunstancias, los asaltantes le dispararon en el pecho y luego se dieron a la fuga. El informe preliminar de autopsia determinó que el disparo que mató a Bravo ingresó por el tórax con orificio de salida.