Presentaron en Audiencia Pública el proyecto Procrear de El Palomar: La ONG Isla Verde cuestionó las torres de 8 pisos

El Departamento Ejecutivo de Morón presentó hoy en audiencia pública el «Proyecto especial de Desarrollo Urbanístico Arroyo Morón», que pretende construir en el marco del plan Procrear un complejo de viviendas a un costado de la Base Aérea de El Palomar. La oposición reparó en cuestiones técnicas del expediente y planteó sus dudas, mientras que la ONG Isla Verde directamente se opuso a la edificación en altura, por considerar que afectaría la biodiversidad de una zona a su vez protegida como Reserva Natural.

Este fue el primer paso formal para la aprobación de la obra, que ya tiene un camino recorrido. Las 9 hectáreas del proyecto ya fueron cedidas por el Ministerio de Defensa en 2014, cuando ya había avanzado un modelo igual en la Base de Morón Sur. En este caso se pretende construir 490 unidades de vivienda, con dúplex, triplex y, lo más polémico, cinco torres de 8 pisos de alto.

El proyecto incluye la venta (todo con inscripción y a sorteo) de «lotes con servicio», para los que quieran edificar después. «Esto viene a completar la trama del Barrio Gaona, un triángulo que quedó rodeado por la Autopista del Oeste, la Base Aérea y el Arroyo Morón. La idea de incorporar zonas de la Base permitirá integrar más ese barrio a la trama urbano. Hay un plan integral del municipio para ese sector», explicó el arquitecto Pablo Itzcovich, secretario de Planificación Estratégica. Fue la primera exposición en el recinto del Concejo Deliberante, donde en forma mixta (presencial y virtual) se desarrolló la audiencia pública que se necesita para aprobar proyectos especiales y vías de excepción. En este caso sólo se modificaría la altura.

Hasta ahora la zona está considerada como Residencial 1, lo que permite construir hasta 9 metros. Las torres llegarían a 27. El Municipio explicó que de acuerdo al convenio con Defensa, podrían llegar a 45. Y que un informe de la Dirección de Servicios Aeroportuarios opinó que hasta 35mts «no hay ningún tipo de riesgo» ni para los aviones ni para las viviendas ubicadas en la Base.

Sabrina Ferraris (Socióloga. Isla Verde)

No se mencionó a la Fuerza Aérea, que ya había desaconsejado el otro plan Procrear en Morón Sur. De todas formas no era vinculante. La 7ma Brigada Aérea apenas si funcionaba como aeródromo. El Palomar sigue siendo la 1° Brigada Aérea. Es decir que tendrá vuelos de la Fuerza, aunque ya no opere comercialmente.

Concluida la primera exposición, Sabrina Alejandra Ferraris, socióloga (UBA) del Conicet pero, además, integrante del Círculo de Observadoras de Aves Feminista y referente de Isla Verde, pidió «que las viviendas afecten lo menos posible la biodiversidad del lugar». «Nuestra propuesta es que se puedan construir techos verdes. Que puedan circular las aves y la microfauna. Nos preocupa cómo se va a llevar a cabo la obra: El ruido, el lixiviado que se genera. No es lo mismo una construcción de baja altura con una de alta».

«No vamos a permitir que la variable de ajuste sea nuestro ambiente. El impacto en el ambiente daña nuestra salud», sostuvo la socióloga por video conferencia. Luego leyeron varias cartas enviadas por vecinos e interesados en este proyecto. Participaron unos 70 expositores a lo largo de 4 horas de sesión.

Arq. Pablo Itzcovich (secretario Planificación Estratégica Morón)

Itzcovich explicó, en tanto, que en la última década en Morón «perdimos un 3% de la población económicamente activa», por lo cual se fomenta el crecimiento demográfico. La oferta de vivienda, es el otro argumento de Nación.

El tema de la altura no está cerrado, por más que «cuando se presentó en diciembre nadie lo objetó», advirtió el Ejecutivo. Quizás no se dieron cuenta las ONG, entusiasmadas con la Reserva Natural. La concejal de JxC Analía Zappulla reparó en la ausencia del «estudio de impacto ambiental» en el expediente.

El proyecto original establecía la autorización para lotes con servicio. La apuesta ambiental incluye 130 hectáreas para la Reserva, donde además se construiría un campo de deportes similar al Gorki Grana, que queda para la comuna.