A un mes del crimen, colocan placa en memoria de Nicolás Marino, el policía asesinado en un asalto en Laferrere

Una placa en memoria del oficial de la Policía de la Ciudad Nicolás Romero Marino, asesinado el 7 de enero por dos ladrones que lo asaltaron cuando esperaba el colectivo para ir a trabajar, en Laferrere, fue descubierta este lunes en la sede de la División Barrio 31/31 Bis, donde la víctima prestaba servicio.

Participaron autoridades porteñas, de la fuerza, compañeros y familiares de la víctima.

El oficial Nicolás Romero Marino (28) fue asesinado el 7 de enero pasado, alrededor de las 4.30, en las calles Olivieri y Da Vinci, en La Matanza, cuando esperaba el colectivo para ir a tomar servicio en el Barrio 31 de Retiro.

En ese momento, dos delincuentes intentaron asaltarlo y el policía se resistió y extrajo su arma, por lo que se inició un tiroteo.

Los voceros detallaron que Romero -que llevaba puesto solo el pantalón del uniforme y arriba ropa de civil- recibió un tiro en la garganta y otro en el tórax, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita, de González Catán, donde murió.

En tanto, uno de los delincuentes fue hallado muerto a unos 40 metros del lugar del hecho, donde cayó tras ser herido por el oficial, precisaron las fuentes.

En la investigación interviene el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, que caratuló a la causa como «homicidio en ocasión de robo».

Del acto, realizado para homenajear al efectivo al cumplirse un mes del crimen, participaron el secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, y el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, entre otras autoridades policiales.