Merlo salvaje: Un hombre fue hallado muerto y golpeado en la calle y otras dos personas fallecieron en sendas entraderas

Otro día más de furia, en Merlo, con tres asesinatos y otros delitos en menos de 24 horas. Una de las víctimas fue asesinada a puñaladas frente a su hermana por dos delincuentes durante un robo en su casa. En otra entradera, una mujer de 62 años murió durante el asalto. Por último, un hombre apareció asesinado a golpes y con los pantalones bajos en plena calle.

Lunes por la madrugada: Minutos depués de las 2.30, la hermana de Gabriel Omar Medina (45) tomaba una ducha en su casa de Curie al 1900, cuando escuchó que el hombre, que trabaja en una pizzería de la zona, había llegado.

De pronto, la mujer oyó gritos. “Dame la plata”. Dos delincuentes habían interceptado a Medina cuando ingresaba a su casa, que queda a poco más de cinco cuadras de la sede de la DDI de Morón. Ya en el interior de la propiedad, los delincuentes, que tenían los rostros cubiertos, tomaron del pelo a la hermana de Medina ni bien la mujer salió de la ducha a ver qué pasaba.

Los maltrataron, pedían “la plata”. Revolvieron el cuarto de la mujer y, finalmente, mataron a Medina de unas cinco puñaladas. Luego, huyeron caminando. La víctima era repartidor, pero se lo vincula a un prestamista, lo que abre distintas hipótesis sobre el móvil (económico) de semejante crimen.

La causa es investigada por la Fiscalía N° 8 de Morón, a cargo de Fernando Siquier Rodríguez, quien dispuso el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona y caratuló el hecho como “robo con arma y homicidio criminis causa”.

Otro hecho ocurrió a metros de la Plaza Bicentenario cerca de las 6.30 del lunes: Un trabajador de la tabacalera Massalin Particulares llegaba a su casa de Koch al 200, en su Chevrolet Aveo, cuando cuatro delincuentes armados, encapuchados y con guantes, bajaron de otro coche y lo interceptaron. Lo metieron a la fuerza en su casa, donde lo esperaban sus padres.

A Carmen López de Vargas (61) la maniataron junto a su esposo en el cuarto matrimonial. A su hijo lo llevaron a otra parte y lo golpearon. En el transcurso del asalto la mujer falleció y ahora investigan las causas de la muerte.

«La ambulancia nunca llegó», exclamó públicamente el concejal Maxi Dodera.

“El chico escuchó cómo maltrataban a sus padres pero, en principio, no estaban golpeados y el padre aún está en shock. Habrá que esperar la autopsia para que determine cómo murió la mujer”, dijeron las fuentes policiales

Los delincuentes se fueron con todo lo que pudieron robar de la casa de los Vargas y se llevaron el Chevrolet Aveo, que habría aparecido en la localidad de Libertad este lunes por la tarde, según otras fuentes consultadas.

La causa cayó en la UFI 8, que la caratuló provisoriamente como “homicidio en ocasión de robo”, aunque si la autopsia determina que Carmen no murió por causas naturales, se calificará como “homicidio criminis causa y robo agravado».

Los casos se suceden, casi sin poder contarlos. El domingo por la noche otro robo piraña fue padecido por una familia, a 100 metros de la comisaría de Padua.

Pero el hecho más escabroso se dio en la medianoche del lunes: Hugo Daniel Villalba, de 30 años, fue encontrado muerto en la calle Carrasco, entre Necochea y De la Amistad, en la localidad de Pontevedra.

La víctima tenía gravísimos golpes en su rostro, cortes en su cuerpo y el pantalón bajo. No tenía ninguna pertenencia personal, por lo que los investigadores sospechan de un posible robo. Tres asesinatos en sólo 12 horas.