El Colegio de Martilleros también planteó su reclamo en Morón: «Los centros comerciales quedaron muy golpeados»

Luego del convenio firmado con la Federación de Inquilinos, para asistir a vecinos sobre la nueva ley de alquileres y el DNU que congela los desalojos hasta por lo menos fines de marzo, el intendente de Morón, Lucas Ghi, recibió ayer a integrantes de zona oeste del Colegio de Martilleros de la Provincia de Buenos Aires, «para seguir estudiando diferentes alternativas que permitan mejorar el acceso a la vivienda para los habitantes del distrito».

Entre otros temas, conversaron sobre la necesidad de incorporar viviendas que están deshabitadas al mercado de alquiler, y «sobre el asesoramiento de la nueva ley que regula los derechos y obligaciones del inquilino y del propietario».

Participaron Roberto Spallanzani, titular del Colegio de Martilleros de Morón; Alvaro Guerra, representante de la Inmobiliaria Tavella; Adriana Ríos, representante de la Inmobiliaria Ríos; Gabriel Desiata, representante de Gabriel Desiata Bienes Raíces, y Edgardo Carlucci, de la Inmobiliaria Carlucci.

«Esta reunión fue para reforzar algunas medidas, superadoras, más allá del asesoramiento legal. Vamos a formalizar en un escrito lo que se estuvo hablando con el intendente y con nuestros socios. Siempre todo en pos de mejorar a la ciudadanía. El Colegio está abierto. Y el intendente está para dar servicios», señaló Spallazini este viernes, en diálogo con Mpquatro radio online.

Aclaró que «no confrontamos con la Asociación de Inquilinos, aunque no los conocemos más allá de este muchacho (por Gervasio Núñez, quien firmó un convenio con el Municipio), pero no sabemos si están inscriptos». A su vez, dijo que no está en contra de la nueva ley, aunque desacuerda con «algunas formas».

Por ejemplo, los locatarios se oponían a la actualización anual de valores o a la extensión de los contratos de vivienda de dos a tres años. «Nosotros no ponemos el precio. Si el dueño quiere poner el departamento a 20 mil pesos por mes uno le dice que así no le alquila a nadie. Pero depende de uno», explicó.

«Con los índices actuales, estamos arriba del 35% de aumento» en las actualizaciones de contrato, apuntó el martillero de Morón y Merlo. De hecho, en marzo se cumple un año del DNU presidencial que congela precios y desalojos. La mitad de los contratos irán venciendo. «El mercado es oferta y demanda. Pero no aumentamos el 60% los alquileres. No pasa en todos lados lo que pasa en CABA. En los barrios no aumentó eso ni por las tablas. Estamos en un 32% anual. Pero se complicó para los propietarios que ahora tienen que pagar todos los gastos. Eso se traslada al precio final», explicó.

«Hay mucha vivienda libre, pero a veces algunas veces hace que la gente, ante la inseguridad (económica) prefiera esperar», apuntó Spallazani este viernes. La propuesta del Colegio se presentará la semana que viene a la Comuna. Apunta a la agilización de trámites en locación comercial, muy golpeada por la pandemia. «Los centros comerciales fuertes han sufrido un golpe muy grande. La idea es que se vuelva, no por showroom, sino que vuelva la gente a caminar por la calle. Lo regulará la pandemia», apeló el martillero.