Femicidio en Marcos Paz: La mataron a puñaladas y los hijos apuntaron a su ex pareja, que es buscado por la Policía

Una mujer de 29 años fue asesinada a puñaladas delante de sus pequeños hijos en una vivienda de Marcos Paz. La Policía busca ahora a la expareja de la víctima, que se encuentra prófugo y fue ya señalado por los propios nenes.

El hecho se registró en El Malacara y Reilly, barrio Santa Catalina, donde vivía la víctima, Vanesa Carreño. Fuentes judiciales informaron que se había separado de su expareja hacía tres meses, aunque es sospechoso volvió.

En ese marco, Carreño recibió varias puñaladas en su cuerpo que le causaron la muerte en el lugar, mientras que el agresor escapó.

«El exmarido le traía zapatillas a los nenes de 5 y 3 años y la apuñaló, los nenes presenciaron ese momento horrible viendo cómo mataban a su mamá», publicaron en redes sociales conocidos de la víctima.

Vecinos que escucharon gritos alertaron al 911 y los efectivos comprobaron que la joven estaba fallecida por heridas de arma blanca.

Personal policial inició un operativo para detener al sospechoso, quien esta tarde era intensamente buscado.

El femicidio es investigado por el fiscal Pedro Illanes, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Mercedes, que ordenó diversas pericias en la escena del crimen y que se realice la autopsia correspondiente.

Otro crimen, misma casa

En tanto, el 27 de julio, en esa misma casa, un grupo de delincuentes mató a balazos a un tío de la joven e hirió a su padre durante un intento de robo.

En esa ocasión, en una de las viviendas que componen el predio estaba la víctima fatal, llamada Jorge Guadalajara (40), y Filomeno Carreño (67), entre otros integrantes de la familia, mientras que en la otra propiedad del fondo estaban reunidos dos hermanos más, un menor de edad y un amigo de ellos.

El amigo de la familia salió para ir a comprar comida para la cena y observó a cuatro hombres que estaban realizando movimientos sospechosos cerca del domicilio.

Al regresar, le informó lo sucedido al dueño de la casa y le recomendó que fuera a cerrar el portón de ingreso a las dos viviendas. Al momento de dirigirse hacia la entrada, los cuatro delincuentes ya se encontraban por ingresar al domicilio con fines de robo, y que tras forcejear, lo lograron.

Al escuchar los gritos, Guadalajara y Carreño salieron de su casa y se trenzaron en una pelea con los delincuentes, quienes en ese momento comenzaron a disparar.

Los investigadores detallaron Guadalajara recibió al menos cuatro tiros por la espalda mientras que su padrastro fue herido de un balazo en las costillas.

La policía detuvo a dos jóvenes fueron detenidos como sospechosos de haber participado en el crimen.