Regularización: La Cámara de Remises desembarcó en Morón y la Zona Oeste, de la mano del «Chapu» Martínez

Hacia fines de noviembre, la Cámara de Remises y Agencias de la Argentina (CRARA) formalizó su representación en Zona Oeste, con la consagración de de Walter Osvaldo Wayer como delegado. A partir de entonces, tanto este dirigente como su referente político y titular del MSR en Morón, «Chapu» Martínez, recorrieron por el camino de las instituciones y de la oferta de servicios.

Ambos se presentaron antes de fin de año ante el Concejo Deliberante, para presentar el plan de trabajo y el aumento de tarifas de 2021. Ya estuvieron reunidos con el presidente del HCD, Jorge Laviuzza, y los concejales Cristian Herrera (Cambiemos Morón) y Vanesa Sosa (Grande Morón), como también con autoridades de la Dirección de Tránsito Morón y el sindicato municipal SETMM.

Iz. a Der: Gino Marín (Pte de CRARA), Wayer y «Chapu» Martínez, en el despacho de Laviuzza.

Tras años de una representación tan irregular como el mismo rubro, desde la cámara salieron ahora a «visitar» agencias y remiseros. «Es un momento complicado» para ir a fondo. «El tema es salir del negro. Muchos no tienen ni matafuego». La cámara empezó con un «reempadronamiento» y lleva 600 afiliados.

CRARA brinda asesoramiento y chequea que los remiseros tengan recursos para prevenir el covid19. Pero además ofrece servicios de desinfección. Lo hace a través de un convenio con la Sociedad de Fomento Federal de Oeste, que tiene base cerca de su sede y además es presidida por el propio Cristian Martínez.

El dirigente del Movimiento Social por la República sigue sumando gente a su equipo y referentes a la vida política del distrito, mientras se posiciona adentro de Juntos por el Cambio, de cara las elecciones legislativas de este año. Quiere ser concejal. Por eso en enero salieron las primeras pintadas en la calle. Y antes brindó con Diego Llaneza, para ir a una eventual interna en Morón.

Llegada a la comunidad

Aunque no se quiera mezclar, política y servicio social van de la mano. A cargo del «Potrero Digital», Martínez pudo reabrir esta semana los cursos presenciales de la escuelita que tiene en la SFFO, ubicada en Rawson 1123, Morón.

Además, ubicó María Fernández Díaz, otra persona de su entorno (MSR) como delegada en Morón del Sindicato Único de Discapacidad y Afines (SUDARA), que presta una lucha diaria por los derechos de las personas más débiles.

Se gestionan «desde medicamentos hasta terapias». Días atrás, el sindicato entregó, de la mano de su scretaria, María del Carmen Teffaja, y de Díaz, un equipo de pañales más una silla de ruedas (donada) a la joven Nahiara, quien la necesitaba para movilizarse más cómodamente. La que tenía, explicaron en SUDARA, había sido de un nene más pequeño y apenas cabía en ella.