Con paritaria resuelta, retrasos en la vacunación y enormes diferencias entre escuelas, comienza el ciclo lectivo en PBA

Cerca de ocho millones de estudiantes iniciarán sus clases en 16 provincias en la primera semana de marzo con un sistema bimodal que combinará actividades presenciales y otras a distancia, con los protocolos contra el Covid19.

En Buenos Aires, serán de más de 4.150.000 alumnos, aunque no todos se verán en el aula. Este lunes comienza el ciclo primaria y el 8 el secundario, aunque con diferencias entre escuelas, especialmente entre las públicas y privadas.

Según datos oficiales, el 17 de febrero volvieron a las aulas para recuperar contenidos unos 1.100.000 alumnos bonaerenses que tuvieron trayectorias intermitentes o discontinuas durante 2020. No obstante, a mucho se les avisó que pasaban de grado, aunque el ministerio de Educación determinó el año pasado que se unificarían los objetivos del 2020 y 2021 ante la falta de tiempo para cumplir con los objetivos pedagógicos. Además, hubo disparidad a la hora de las clases online. No es la única simplificación que se hizo.

El ciclo lectivo comenzó sin las vacunas prometidas para los docentes y el personal auxiliar, pero sobre el filo se aprobó una paritaria que en Provincia alcanza al 35,1% en tres cuotas. La propuesta oficial consistió en un incremento salarial para septiembre de 2021 del 35,1%, a percibir en tres tramos (marzo: 14,1%, julio: 7,9% y septiembre: 13,2%). En tanto, el Salario Básico Docente tendrá un incremento del 34,9% a septiembre de 2021.

Resuelta la cuestión salarial, en la PBA continúan varios problemas, desde sanitarios hasta edilicios. A esto se suma que en algunas escuelas se han implementaron vacunatorios Covid19, con lo cual tampoco están dadas allí las condiciones para el retorno a las aulas. En algunos establecimientos públicos se avisó que las clases siguen siendo presenciales. En otros que habrá, a partir de este lunes tres, turnos de 90 minutos cada uno para dividir a los cursos. Habrá un día especial para los chicos que no hayan tenido actividad presencial. En otros casos (en privados) los turnos serán semanales.

De cualquier modo la jornada docente no puede durar más de 4 horas. Pero los mejor adaptados parecen los privados. En Ituzaingó, por ejemplo, en el Parroquial de El Pilar, los turnos serán semanales. En la escuela 13, por hora y media. De todas formas el directorio pidió retrasar el inicio: están sin agua. Lo mismo que en la EP 49 de Moreno, donde en 2018 se produjo la explosión por una pérdida de gas. Por distintos motivos en algunas sigue la virtualidad. Es lo que sucede, por ejemplo, con la escuela primaria N°7 de Castelar.

En los distritos donde la izquierda conduce, el SUTEBA convocó a un paro de 48 horas. UDOCBA también había reprobado la paritaria. Ambos están en minoría. La línea Multicolor hizo un relevamiento en Morón, la última semana, de la mano de la profesora Jorgelina Esteche, referente del PTS en FIT.

«Las obras de infraestructura estuvieron paralizadas todo el 2020, los elementos de higiene no llegan a todas las escuelas y si llegan, se está denunciando que destinan uno o dos termómetros para escuelas de 1500 alumnos, o los “famosos” kits entregan un par de gafas, un mameluco, unos guantes, opuesto a los que anunció el Consejo Escolar que entregaría», contó.

En el relevamiento de la agrupación «Marrón», aparece la EES 31 «Manuel Dorrego: «En el colegio con más cantidad de docentes y alumnos de Morón, no habrá presencialidad, los baños de planta baja no están aptos, no había llegado el kits y no alcanza el personal auxiliar para implementar el protocolo».

También cuentan que entre los Cens 461 y E.E.S 14 «falta de espacio en el colegio, las aulas no tienen la ventilación suficiente, hay filtraciones, falta de drenaje en el patio que se inunda cuando llueve, baños parcialmente habilitados».

En la E.P 18 de Haedo «no se vuelve a presencialidad porque no están los baños en condiciones». La E.E.S 8, «el segundo colegio con más matrícula; los espacios en las aulas no son suficientes, y el tanque de agua no funciona, falta personal auxiliar para las tareas de limpieza: No se vuelve por ahora», informan.

Hay problemas semejantes en una docena más de escuelas. Y eso después de un año sin clases presenciales, en el que se había anunciado un plan de inversiones que no se completó. Apenas si empezó. A favor del gobierno, la mayoría de intendentes del GBA y gremios no fueron a la guerra. Ponen el cuerpo.