La barrera de Zapiola volvió a ser una trampa: El Sarmiento arrolló un auto en el cruce previo a la estación Castelar

La barrera de la calle Zapiola, en Castelar, tiene una historia trágica, a partir de la cual el ramal Sarmiento empezó a utilizar banderilleros. Pero a veces tampoco alcanza. En la mañana de este domingo, el servicio fue interrumpido por algunas horas cuando el tren arrolló un auto en ese cruce. La conductora salió herida.

Según trascendió, una mujer se movilizaba en un Peugeot 308 blanco con destino Norte- Sur y cruzó el paso a nivel pese a que la barrera estaba baja y frenó sobre las vías. Pese al sonido de la campana, de la bocina de la formación ferroviaria, ser advertida por el banderillero y otros autos; la mujer de 48 años estaba ensimismada con su celular y no advirtió los mensajes.

El tren, que se dirigía hacia Castelar, disminuyó su marcha pero no pudo frenar e impactó contra el frente del auto, que asomaba la trompa, y terminó arrastrándolo. La mujer, Carina Laura Postiglione de 58 años, fue atendida por el SAME de Morón y milagrosamente resultó ilesa. En el lugar trabajaron bomberos voluntarios de Morón, personal policial, Defensa Civil y el SAME.

El paso a nivel de la calle Zapiola es tristemente conocido como la «barrera de la muerte» por los vecinos de Castelar debido a que tiene un punto ciego para los conductores, por lo que sufrió accidentes ferroviarios faltes años antes.

En junio de 2006 una mujer murió ayer al intentar cruzar un paso a nivel cuando estaban las barreras bajas y el Renault Megane. El cuerpo quedó atrapado en el vehículo, que fue arrastrado unos 80 metros a partir del impacto.