La inauguración de obras cloacales en Hurlingham fue parte de los anuncios por videoconferencia de Alberto Fernández

El Presidente, Alberto Fernández, inauguró hoy junto al intendente Juan Zabaleta y la titular de AySA, Malena Galmarini, una obra de cloacas en Hurlingham que beneficia a más de 25.000 vecinos del partido. Fue a través de una videoconferencia que mantuvo desde Almirante Brown con distintos puntos del país, en la que también participaron el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, entre otros funcionarios.

“Hoy comenzamos a tapar más de 5.000 pozos ciegos, eso significa que más de 25.000 habitantes, familias de Hurlingham, lindantes a la red secundaria cloacal Soto pueden empezar a conectarse», remarcó Zabaleta.

Y agregó: «Después de tantos años y tanta demanda, esto es más que importante para la mejora de la calidad de vida. Al final del mandato del presidente Alberto Fernández, Hurlingham va a tener cloacas y agua potable para todas y para todos y eso es lo que vale la pena contar».

Galmarini, por su parte, aseguró que a fin de año «vamos a tener 2500 kilómetros de redes, tanto de agua como de cloacas».

«Son obras que no se ven pero son tan importantes como cualquier otra, nos llevan salud, cuidado del medio ambiente, traen desarrollo económico, industrial y social; y sobre todo cuidan la economía de las familias. No vamos a parar hasta que en todo el AMBA haya agua y cloacas», apuntó la funcionaria.

La Red Secundaria Cloacal Soto inaugurada en Hurlingham representó una inversión de $198 millones. Fue iniciada en mayo de 2018, se paralizó en noviembre de 2019 y se reactivó en abril de 2020. En paralelo a esta obra, se encuentra en construcción el segundo Modulo de Ampliación de la Planta de Hurlingham.

La inauguración de la red formó parte de un acto en el que Alberto Fernández anunció la ejecución de 1.000 obras públicas en todo el país y la inauguración de 30 obras en 11 provincias por una inversión total de $9.772 millones.

Fue después de la escandalosa visita a Chubut, el sábado pasado, cuando se tuvo que escapar de una lluvia de piedras, en medio de una serie de peleas entre grupos ambientalistas e internas intestinas en el Frente de Todos de la provincia.