Prometieron completar el sueldo de marzo: Movilización y paro por el conflicto en la clínica Constituyentes de Morón

Trabajadores de la Clínica Constituyentes de Morón volvieron a marchar este lunes, con respaldo de dirigentes de izquierda y de ATSA, en reclamo de haberes atrasados. La empresa informó que terminaría de abonar el sueldo de marzo este martes, aunque todavía quedaban horas extras en veremos.

En una asamblea previa, los empleados del centro asistencial ubicado en la calle homónima y Azcuénaga, en Morón Norte, habían decidido un paro de retenciones entre las 11 y las 17, con un corte de calle y movilización. Entre las demandas incluyen las cargas sociales y ahora también «la persecución empresarial».

La izquierda no conduce pero le pone su impronta. La exdiputada Vilma Ripoll, enfermera y referente del MST se hizo presente, entre militantes del FIT.

«Nunca se vio lo que estamos pasando, que nos pagaran en cuotas. Queremos respuesta con respecto a la permanencia y los sueldos», sostuvo Mónica.

Hay unas 400 familias afectadas, en un contexto complejo: Crecimiento del Covid, pedido de cierre de actividades del sector sanitario y una decena de clínicas cerradas en el último año en el Gran Buenos Aires por cuestiones económicas.

«Los trabajadores ponen la vida con el Covid. Nos parece que hay que estar acá, acompañar a los trabajadores de la salud que son los que están en la frontera, en el área», indicó Ripoll. La Constituyentes alega demoras en el pago de las obras sociales principales. Y hay dudas respecto de un nuevo gerenciador.

Nicolás Jarouge, delegado (ATSA) de los trabajadores, la semana pasada frente a la clínica.