Hurlingham: Estudiantes y docentes de la escuela secundaria de Arte llevaron sus reclamos hasta el Consejo Escolar

Con los reclamos de “así no se puede dar clases”, “bastas de parches” y “reconstrucción de la escuela ya”, integrantes de la comunidad educativa de la Escuela Secundaria Especializada en Arte (ESEA) de Hurlingham se movilizaron hoy hasta el Consejo Escolar y la sede municipal para llevar sus demandas.

La ESEA N1 de Hurlingham funciona en la calle Gorriti 3800, en un espacio que fue parte de la Fundación Felices Los Niños, que dirigía el abusador Julio César Grassi. Cuenta con una matrícula de cerca de 300 alumnos.

“La Escuela no está en condiciones de funcionar porque no reúne las condiciones edilicias ni sanitarias para hacerlo, más aun en este contexto, pero todos sabemos que también hace las veces de espacio de contención en una comunidad con necesidades y estudiantes de muy bajos recursos. Y esa contención no puede faltar. Por otro lado está la posición de aquellos que entienden que esa contención responsabilidad del Estado y del Consejo Escolar que debe tener las escuelas en condiciones”, afirmó Hernán Lorenzo, docente y padre de una alumna del establecimiento.

Lorenzo enumeró severos problemas estructurales que presenta la escuela, los mismos que en marzo último llevaron a la comunidad educativa a cortar el tránsito sobre la calle Gorriti para denunciar la situación. Y ya en ese momento detallaron en una carta dirigida al presidente del Consejo Escolar, Jorge Verón, las deficiencias que padece el edificio: ventanas con vidrios rotos; persianas averiadas; sistema de calefacción defectuoso; pisos rajados por el crecimiento de las raíces de los árboles y que llevó a clausurar y tapiar cerca del 30 por ciento del establecimiento. Pero lo peor está en los baños: falta de inodoros y funcionamiento defectuoso de los demás; canillas sin agua; ausencia de puertas; paredes y pisos cerámicos destrozados; baños de mujeres directamente clausurado, por lo que deben utilizar un baño prestado por la escuela de al lado.

La escuela tiene doble jornada, con comedor, por lo que actualmente los chicos reciben una caja de alimentos, “una vez por mes, no cada quince días como antes. Tampoco en doble ración y con solamente alimentos secos”, denunció Lorenzo.

Respecto al apoyo de la conducción del sindicato docente SUTEBA, Lorenzo señaló que “tenemos muchos problemas con la presencialidad por el tema del Covid. Consideramos que no debería darse esa presencialidad porque los contagios no son algo que se da en las aulas sino anterior o posterior. Ante eso, el SUTEBA de (Roberto) Baradel mira para otro lado porque está consonancia con el gobierno de Kicillof y no cumple con su rol de sindicato de defender a los trabajadores y se pone del lado del gobierno. Si no nos acompañaran la Lista Multicolor o la gente de UDOCBA estaríamos totalmente solos”.

También recordó que a fines de 2020 el intendente Juan Zabaleta y el ministro de educación Nicolás Trotta firmaron un convenio de obras para el distrito con el objetivo de adaptar las escuelas frente a las necesidades que implica la pandemia de Covid-19. “En nuestro caso, esas obras fueron inexistentes”, sostuvo.

La ESEA N1 de Hurlingham es una escuela de arte que tiene especialización en teatro (teatro Callejero, clown, actuación, mimo, acrobacia, maquillaje) y artes visuales (pintura, grabado, iluminación, fotografía). En la Provincia son sólo seis las escuelas de estas características.

Fuente: Mpquatro