Mauricio Macri dijo que «las escuelas deben seguir abiertas» y un fiscal de Morón le inició una causa por desobediencia

El expresidente Mauricio Macri sostuvo este jueves que las escuelas «deben seguir abiertas» y expresó su apoyo a la ciudad de Buenos Aires para que «actúe haciendo respetar su Constitución y su autonomía», tras la suspensión por 15 días de las clases presenciales que decretó el gobierno nacional.

«La improvisación e ineptitud, también en el manejo de la pandemia, han generado angustia y enojo en los argentinos. No hay dudas de que las escuelas deben seguir abiertas. Mi apoyo a la Ciudad para que actúe haciendo respetar su Constitución y su autonomía», publicó Macri en su Twitter.

De esta manera se refirió al anuncio realizado anoche por el presidente Alberto Fernández de suspender temporalmente por 15 días las clases presenciales en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) para contener la ola de contagios por coronavirus en el marco de la segunda ola que transita el país, y que este miércoles alcanzó los 25 mil casos en las últimas 24 horas.

Macri publicó sus declaraciones, minutos antes de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, diera a conocer su posición frente a las nuevas medidas restrictivas para el AMBA. Del mismo modo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri (titular del PRO bonaerense), dijo hacer todo lo posible por abrir el lunes las escuelas. Otros prefirieron batallar sólo con argumentos.

Entre esas medias figuran también la restricción de circulación entre las 20 y las 6, la suspensión de las actividades sociales, culturales, deportivas, religiosas y recreativas en lugares cerrados, el cierre de comercios desde las 19 y de los shoppings durante todo el día.

En tanto, el interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio señaló este jueves en un comunicado que el Gobierno, con su decisión de suspender temporalmente las clases presenciales, «empuja a los alumnos nuevamente a una tragedia educativa y a los comercios a la quiebra».

«La decisión de suspender temporalmente el dictado de clases en el AMBA afecta particularmente a los sectores más vulnerables que habitan en la región y que se encuentran sumidos en una pobreza acuciante. Muchos de esos niños y niñas dejarán definitivamente sus escuelas y pasarán a engrosar las listas de quienes las abandonaron el año último: es el drama de la Argentina que viene», indicaron en el texto.

También se sumaron a las quejas por la suspensión de las clases presenciales los presidentes de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, y de la UCR, el también diputado Alfredo Cornejo.

Denuncia penal

La novedad, hoy, la aportó el fiscal de Morón Javier Baños, de la UFI 1, quien le inició una causa por desobediencia. Para el funcionario judicial, el expresidente hizo “un llamado público a los gobernantes municipales a que desobedezcan las decisiones adoptadas por el gobernador de la Provincia”.

En su escrito, el fiscal afirmó que Macri “habría cometido conductas que presumiblemente encuadran en las figuras de violación de medidas para impedir la propagación de una epidemia, instigación a cometer delitos y desobediencia, sin perjuicio que puedan resultar otras calificaciones conforme a la investigación que se produzca”.

La presentación continúa: “Debido a la naturaleza de los delitos que se denuncian, al daño irreparable que podrían ocasionar y a la gravedad institucional que ello implicaría, solicito que se investigue la posible comisión de los injustos que se produzcan como consecuencia de los irresponsables actos realizados por el ex presidente de la Nación, en cualquiera de sus formas de participación criminal (coautoría, complicidad, instigación) o como encubrimiento de los hechos”.