La Provincia autorizó un aumento del 12.5% en las cuotas de los colegios privados, que piden clases presenciales

Luego de comunicar que sostendrá el cierre de las escuelas en todo el AMBA la Provincia autorizó a un aumento del 12.5% en las cuotas de los colegios privados, que por supuesto ya habían elevado la matrícula respecto al ciclo pasado. Aún así, la entidad que agrupa a los establecimientos piden clases presenciales.

Hoy, Martín Zurita, secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia, aseguró que «hay un gran nivel de improvisación».

“Estamos muy preocupados porque vemos un gran nivel de improvisación. Hay mucha incertidumbre y todo esto no colabora. Decían que eran solamente 15 días y estamos viendo una repetición de lo del 2020”, expresó Zurita.

Y recordó que “los consensos que se habían logrado el año pasado en el Consejo Federal de Educación para que las jurisdicciones prioricen la presencialidad quedaron en el pasado y no se están respetando”.

Además, se preguntó: “¿Cuáles son los datos objetivos que se toman para las decisiones? ¿Cómo puede ser que la comunidad educativa no sepa si después de 21 días esto se vuelva a repetir?”.

“Toda la evidencia epidemiológica habla de que la escuela es un lugar seguro. Si hablan del transporte o lo que está alrededor, hay que trabajar en ello”, consideró, mientras que alertó que “las escuelas privadas dependemos del pago de la cuota de las familias para seguir abiertas”.

Tras el anuncio de la suspensión de clases hace dos semanas, algunos colegios privados de la Ciudad de Buenos Aires comunicaron que las puertas de sus establecimientos permanecerían abiertas para recibir a los alumnos.

Este viernes, mientras el Poder Ejecutivo prepara el DNU para que las medidas se extiendan hasta el 21 de mayo, Alberto Fernández anunció que las clases presenciales continuarán suspendidas en las zonas de mayor alarma epidemiológica como el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA): “El dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia”, declaró.

Durante el mensaje que fue grabado anoche en casa de Gobierno se refirió a que en las zonas de «alarma epidemiológica y sanitaria», las clases «serán exclusivamente a distancia hasta el 21 de mayo próximo», como parte de las medidas sanitarias para mitigar la expansión del coronavirus.

Por su parte, la Provincia autorizó a los institutos privados de toda la Provincia a aplicar un incremento del 12,5% en la tarifa mensual por los servicios educativos. Es un ajuste que los padres deberán pagar con las boletas de mayo y es retroactivo al 1° de abril.

Es un impacto de entre 250 y 1.500 pesos para el bolsillo de las familias que envían sus hijos al sistema de gestión no oficial de educación. Allí están anotados casi 1,5 millones de niños en jardines, primarias y secundarias de toda la Provincia.

Estas últimas semanas hubo pedidos de apertura de puertas y de clases presenciales en los colegios San José, Ward, Emaús y Sagrado Corazón de Morón.