Controles a la circulación en los accesos a Capital Federal: Hay retenes de la Policía en Acceso Oeste y otras autopistas

Los controles sanitarios que anunció ayer por Axel Kicillof se comenzaron a implementar este sábado. El gobernador anunció que habría «cierres y controles en los accesos a la provincia». «Hay que respetar los horarios, las normas y vamos a tomar la temperatura y pedir toda la información que sea necesaria», dijo en conferencia, y advirtió además fuertes multas a los infractores.

Los controles provocaban un caos vehicular pese al feriado y conductores se quejaban del pedido de permisos cuando se está dentro de la franja de libre circulación, es decir, antes de la restricción de las 20 horas. Los retenes y las demoras se concentraban en Panamericana y General Paz, Autopista Ricchieri, Acceso Oeste, Puente Pueyrredón y la Autopista Dellepiane.

Según el ministerio de Seguridad bonaerense, se trata de los «controles de salud», en los que toman la temperatura a los ocupantes de los vehículos y también piden la aplicación Cuidar, aunque la limitación es solo entre las 20 y las 6. Ayer, el Presidente había dicho en pública que era entre las 0 y las 6.

Algunos usuarios de las autopistas manifestaron en las redes sociales su sorpresa por los retenes dentro de la traza de las autopistas en un horario en el que está permitido circular y por eso también reclaman explicaciones.

La Provincia le informó a las concesionarias de las autopistas que estos controles estarán hasta las 19. Si bien hay dos carriles habilitados al tránsito, al pasar se ven los móviles de la Policía Bonaerense y las carpas de salud donde toman la temperatura. También controlan al transporte público de pasajeros, donde únicamente está permitido viajar con permiso de circulación.

Sobre las diez de la mañana, se registraban largas colas en el tránsito tanto en la Panamericana sentido a Provincia, como en el Acceso Oeste hacia Luján, donde el retén está a la altura de Ciudadela, Partido de Tres de Febrero.

Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad, dijo al canal TN que «entendemos que el motivo de esos controles es evitar esos encuentros sociales y también entendemos el encordio que generan. Estamos en coordinación con la Policía de la provincia de Buenos Aires para entender bien de qué manera los articulamos para que no generen estos embotellamientos».

Por otro lado, el Gobierno de la Ciudad reforzó los operativos en los accesos y egresos de la Ciudad, y también cerrará entre las 20 y las 6 de la mañana una veintena de pasos vehiculares que conectan la Capital Federal con municipios del conurbano, para restringir la circulación de personas frente a la segunda ola de contagios de coronavirus.

Las medidas responden a los anuncios efectuados el viernes por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y contemplan también el cierre de siete estaciones de la red de subtes.

La administración porteña adelantó que «se van a fortalecer los controles en el transporte público, que hoy es de uso exclusivo de trabajadores que cumplen tareas esenciales»; mientras que «entre las 20 y las 6 habrá accesos cerrados en algunas bajadas de la General Paz, así como también el Puente Bosch y Pueyrredón viejo».

Asimismo, se reforzarán los controles en los principales centros de trasbordo de trenes, subtes y colectivos, y se suspende el funcionamiento de las estaciones de subtes Acoyte de la línea A; Dorrego y Callao, de la B; Palermo y Callao, de la D; Boedo, de la E; y Caseros, de la H.