La Policía detuvo en Hurlingham a tres sujetos que estaban sindicatos por el crimen del comerciante chino

Tres delincuentes de una banda que engañaba a sus víctimas con falsos anuncios de venta de artículos de electrónica en las redes sociales fueron detenidos en Hurlingham por la Policía. Los marginales eran buscados por el asesinato de un comerciante chino baleado frente a su esposa el 20 de julio.

Voceros judiciales revelaron que los malvivientes, de 29, 24 y 21 años, fueron apresados por estar relacionados al homicidio de Juan Kuai Lang.

De acuerdo a los informantes, en poder de los hampones se incautaron un revólver Galand y un pistola Bersa Thunder (ambos 22 largo), municiones, un envoltorio con marihuana y un pantalón deportivo blanco y negro, que uno de los asaltantes tenía colocado al momento del asesinato y que quedó grabado en las distintas imágenes que fueron captadas por las cámaras de seguridad.

En el expediente penal se comprobó que los delincuentes creaban falsos perfiles en la red social Facebook, donde, con el engaño de vender placas de video para computadoras, se contactaban con personas a las que, luego de citarlas en el oeste del Gran Buenos Aires, las despojaban de sumas en dóalres.

Trascendió que las mencionadas diligencias estuvieron a cargo de los pesquisas de la comisaría 1ª de Hurlingham y de la Delegación Departamental de Inteligencia Criminal de Morón.

Lang, de 39 años y residente en el barrio porteño de Flores, perdió la vida en la tarde del 20 de este mes, tras ser baleado en el cruce de Mozart y Hernán Cortés, en Hurlingham, mientras se hallaba en compañía de su pareja, y ambos se desplazaban a bordo de una camioneta Peugeot Patagonia, dominio NNX-719, en la que se dirigían a esa zona para adquirir placas de video (en una compra que había sido pactada en las redes sociales).

Peritos de la Policía Científica, al revisar el cadáver, determinaron que el comerciante había sido alcanzado por un certero proyectil en el brazo izquierdo, estimándose que el mismo, en su trayectoria, le provocó severos daños.

Autoridades de la Estación de Policía de Hurlingham y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “ Robo calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y homicidio”, el doctor Fernando Marcelo Siquier Rodríguez, fiscal de la Unidad Funcional N° 8, y el Juzgado de Garantías del Joven N° 6, ambos pertenecientes a los tribunales de Morón.

Fuente: Crónica