Subsidios, festivales y ahora también viajes de Egresados: Kicillof anunció un paquete para estudiantes en la Provincia

En una visita a Villa Gesell el gobernador Axel Kicillof anunció este viernes un programa para que 220 mil estudiantes del último año de la secundaria (pública y privada) «tengan su viaje de egresados gratis». Sería entre febrero y abril del 2022, por adentro de la Provincia, en un plan que su vez intenta devolver a la industria del turismo algo de lo que el Covid19 y la cuarentena quitaron.

«Vamos a establecer un programa para que los egresados del último año de secundario en la provincia de Buenos Aires que tenían incertidumbre, puedan tener su viaje de egresados gratis», dijo el mandatario, justo cuando se levantaron las prohibiciones a esas actividades. Claro que no será un viaje a Bariloche. Hay cientos de miles de paquetes frustrados el último año y medio.

La cuenta que hizo el gobernador bonaerense habló de «viajes y paquetes por hasta 30 mil pesos por estudiante, para viajar en febrero, marzo y abril próximos a destinos bonaerenses» ya sea «en la costa atlántica, lagos o destinos rurales».

Desde el Gobierno provincial se precisó que las agencias estudiantiles que estén registradas según la Ley Nº 25.599 podrán inscribirse en el registro y, luego, ofrecer paquetes con todo incluido: alojamiento, traslados, comida y seguros.

Así, cada grupo de alumnos podrá contratar la agencia que desee libremente con viajes que serán de 4 días y 3 noches o de 3 días y 2 noches, «pudiendo contratar adicionales libremente por fuera del programa» (o sea más días, excursiones o salidas de todo tipo).

Entre los objetivos del programa se destacaron que se acompaña la reactivación e impulsa el turismo contra-estación; desarrolla nuevos destinos para el público joven y, por supuesto, persigue el voto joven en noviembre.

El mandatario precisó que, para ello, enviará un proyecto de ley a la Legislatura bonaerense dado que no puede llevar adelante esa medida «por decreto».

Desde el Gobierno bonaerense se precisó además que el total de crédito fiscal de la medida es de $557 millones de pesos: 343 millones por condonación de deudas y otros 214 en concepto de devolución.

El proyecto de ley contempla la eximición del impuesto, tanto básico como complementario, por las cuotas que hayan vencido durante la pandemia a los CUIT que tengan declarada en IIBB una actividad principal vinculada al hospedaje turístico.

«A los que ya lo pagaron, les va a aparecer crédito fiscal para que dispongan de esos recursos», adelantó el mandatario y expresó: «Necesitamos que el sector del turismo se ponga rápidamente en actividad y sin dificultades». Lo curioso es que el anuncio de Kicillof se producía en el marco de un fin de semana en el que el sector turístico de la costa bonaerense operó casi a pleno, por el fin de semana extra largo que colapsó la autovía 2 y las rutas 11 y 36.

Finalmente, el mandatario anunció que su administración destinará 1000 millones de pesos para acompañar «las mil y hermosas fiestas» populares y eventos culturales y artísticos que se realizan en los 135 municipios bonaerenses.

En consecuencia, si se estima que los 30 mil pesos por estudiante, para más de 200 mil alumnos, equivalen a más de 6 mil millones de pesos, más otros 557 millones eximidos al sector turístico por el impuesto inmobiliario y a eso se le suman los 1.000 millones para la promoción a las fiestas populares y culturales.

El anuncio de Kicillof por Villa Gesell le costó al «Plan Platita» otros $7.557 millones.

El candidato a diputado de Juntos Diego Santilli contestó desde Mar del Plata: «Los bonaerenses y los argentinos quieren un cambio de rumbo. Es espantoso el espectáculo que estamos viendo en estas últimas semanas, donde se regalan heladeras y bicicletas. De la noche a la mañana se terminó la pandemia. Hicieron un acto hace pocos días de 40 mil personas donde violaron los propios protocolos que ellos hacen, y ahora regalan viajes de egresados».

«¿Esas son las prioridades del gobierno?», ironizó el candidato a legislador nacional. Y agregó: «Lo que hay que hacer es ir a buscar a los 500 mil pibes que abandonaron la escuela y cumplir con los 180 días de clases obligatorios que necesitan nuestros hijos».

«Con esa plata podrían haber comprado 150.000 computadoras para que puedan estudiar nuestros jóvenes. O podrían haber construido 28 escuelas secundarias», ejemplificó tras una reunión con vecinos y comerciantes. Para Santilli, «están subestimando a la sociedad argentina y bonaerenses creyendo que va a influir en el voto. Ese no es el camino. No hipotequemos el futuro de los bonaerenses y de los argentinos».