Comenzó el escrutinio definitivo: La dulce espera del FIT y cómo influyó el voto en blanco en la elección en Morón

Esta misma semana comenzó a realizarse el escrutinio definitivo de las elecciones del domingo pasado, que habrá de oficializar los cargos electos en diputados nacionales, diputados y senadores provinciales, y concejales y consejeros escolares. En diciembre se abrirá una nueva etapa pero no todo está definido: En algunas comunas hubo terceras fuerzas que arañaron el piso.

Este es el caso del Frente de Izquierda en Morón, donde su lista local llegó al 8.33% de los votos de acuerdo al escrutinio provisorio. Pero esa banca aún no está asegurada y podría cambiar la relación de fuerzas entre el Frente de Todos y Juntos en el Concejo Deliberante. Si Jorgelina Esteche (PTS) no llega a ese piso, sólo habrá dos fuerzas en el recinto, con ventaja para el ganador del 14N.

«Ayer participé del escrutinio definitivo. El FITU en Morón obtuvo más del 8% en la categoría de Concejo Deliberante, que encabecé. Casi 15 mil jóvenes y trabajadores nos acompañaron el domingo, en la elección más alta del FIT en Morón, desde que lo fundamos hace 10 años», twitteaba la docente, quien dejó entrever que todavía no puede festejar. Y que, como suele pasar en estos casos, cuestiona un sistema que suele ayudar a los más fuertes.

Si el FIT no consumara, Juntos (que sacó 10 puntos de ventaja) se quedaría con 7 bancas y con 5 el FdT. Lo opuesto ocurrió en 2019. Así, el HCD podría quedar empatado (12 y 12), si no fuera porque dos concejales de Juntos por el Cambio tienen bloque propio y son una hoja al viento. Si permanecen orgánicos, podrían establecer al nuevo presidente del Concejo en la sesión preparatoria, que preside el partido que se quedó con la elección del último domingo.

Algo parecido podría ocurrir en Ituzaingó. Allí Juntos ganó por un margen menor, pero divide 6 a 4 las bancas renovadas. El HCD quedará 10 a 10 (son 20 en total en ese distrito) pero es la coalición opositora la que tiene la mazo que reparte el juego en diciembre. También ocurrió en Tigre, donde el recuento ya terminó (fue 7-5 para Juntos, con empate en 12 a partir de diciembre).

Pero en Morón hubo otro hecho sobresaliente. Ni José Luis Espert (Avanza Libertad) ni Cinthia Hotton (+Valores) tuvieron lista municipal. Uno bajó en la Junta Electoral a los candidatos que superaron la PASO y la otra no llegó al piso.

La izquierda consideraba que era un acuerdo para favorecer a Juntos (un sector, de Republicanos Unidos, le dio su apoyo). Sin embargo, lo que subió fue el voto en blanco. 11 puntos en Morón, récord en la Provincia. Es cierto que también hubo corte de boleta. Pero tanto Juntos como el FdT tuvieron cinco puntos más en la lista de concejales que de diputados. No es que la maniobra (ensayo o inoperancia) no influyó. Espert superó el 8.6% en Morón y es muy probable que un candidato suyo hubiera podido llegar al HCD.

En ese caso hubiese significado una banca menos para el FdT. La del FIT, en cambio, se la sacaría a Juntos. La Junta Electoral bonaerense oficializará los resultados al mismo tiempo en su web oficial. Pero en breve se resolverá el enigma.