Morón se despidió de la temporada: Pese a que fue superior, Quilmes no falló en los penales y pasó a semifinales

Deportivo Morón cayó por penales (5-4) en cancha de Quilmes y se despidió de la temporada con una fase en la que fue superior pero falló tanto arriba como en el arco. LA vuelta de los cuartos de final del Reducido de la Primera Nacional también fue empate, como en el Urbano, con dos goles insólitos.

Emanuel Moreno, de tiro libre, puso en ventaja a Quilmes con la complicidad del arquero Galván, de la misma forma que hace una semana el Cervecero llegaba al empate. Aquella vez, por arriba, en este caso por abajo.

Pero poco después, Guillermo Villalba, de buen partido, emparejó con un gol desde afuera del área y a un metro de la línea de fondo. Fue el único error grosero de Saracho, que finalmente se reivindicó atajando el único penal que erraría el Gallo. Un poco de suerte: Mal pateado, le quedó entre las piernas.

Con el empate consumado, Broggi pudo concretar la remontada, pero su cabezazo se fue desviado. A los 42, Levato también tuvo la suya, pero el achique del arquero, Rodrigo Saracho, obligó a una definición forzada del punta, quien la mando afuera en la última acción de la etapa inicial. En el complemento, el Gallito se enfrentó a su ineficacia ante un rival que llegó recién a los 37 minutos, pero el remate se fue por arriba del travesaño y, debido al 2-2 de la ida, el pase a las semifinales se dirimió en la tanda de penales.

Desde los 12 pasos, Quilmes tuvo asistencia perfecta en la red gracias a los tantos de Federico Anselmo, Martín Ortega, Agustín García Basso, Brandon Obregón y Rafael Barrios, mientras que Saracho se puso el traje de héroe para taparle el remate a Leonel Bontempo, ex-Quilmes. De nada sirvieron los festejos de Gastón González, Alan Schönfeld, Luciano Guaycochea y Lucas Abascia. La victoria y la clasificación fue para el equipo de Facundo Sava.