Merlo: Detuvieron en Colón (ER) y llevan ante la fiscal a un profesor de 48 años que estaba prófugo por violar a menores

Un profesor de 48 años, que está acusado de cuatro abusos sexuales en Merlo, fue detenido por la Policía en un pueblo de la ciudad de Colón, Entre Ríos.

La investigación de la fiscal Marisa Monti, de la Fiscalía 5 de Morón, apuntó contra Martín Alejandro Santillán por supuestos abusos sexuales cometidos contra dos jóvenes mujeres de su entorno familiar: su hija (18) y su cuñada (9).

El primero de los hechos que se le imputan habría ocurrido el 10 de marzo de 2014 en una vivienda de la calle Amperes, en la localidad de Parque San Martín, Merlo.

Según consta en la denuncia realizada por su hija, ella dormía en un colchón de dos plazas en el living de la vivienda cuando llegó el imputado con quien vivía, se recostó al lado de ella, y habría comenzado a manosearla.

La joven presentó la denuncia y desde entonces no volvió a verlo. Todas las evaluaciones y pericias realizadas a la víctima confirmaron el abuso sexual.

La segunda denuncia fue presentada el 25 de agosto de 2017. De acuerdo al escrito judicial la cuñada de Santillán, de apenas nueve años, estaba acostada en una de las camas del domicilio de la calle Amperes mirando televisión cuando el acusado la violó con la excusa de que “era para enseñarle”.

Le nena golpeó al acusado en el rostro y salió corriendo de la habitación. El hombre la habría alcanzado y la amenazó con que no diga nada porque su mamá la iba a retar.

Cabe destacar que no era la primera vez que ocurría. Un año antes, mientras la menor estaba en la pileta: habría sucedido por lo menos dos veces.

“El modo degradante y perverso utilizado para los actos sexuales y la violencia e intimidación ejercida resultaron por demás suficientes para desviar el normal desarrollo sexual de la menor. Santillán promovió y facilitó la corrupción de la víctima”, argumentó la fiscal Monti al solicitar su detención, fundamento avalado por la Justicia de Garantías de Morón.

El 25 de septiembre pasado se realizó el primer operativo para detener al acusado sin resultados, ya que no lo encontraron en su domicilio. Luego lo buscaron en un predio situado en Mariano Acosta, pero tampoco lo hallaron.

En el marco de la investigación para efectuar la detención, la DDI Morón determinó que el sujeto se manejaba con otro celular, cuya antena se registró en San José, un pueblo perteneciente situado en el distrito de Colón.

“Estaba yendo caminando rumbo a su vehículo y así lo ubicaron los agentes de la DDI. Cuando lo interceptaron dijo ser Martín, pero de apellido González, no Santillán. Sin embargo, cuando le mostraron las pruebas en su contra y la orden de captura, terminó confesando. Aparte, sus rasgos son fácilmente identificables, por más que tuviera el pelo un poco más corto”, precisó una fuente de la causa. Santillán estaba acompañado de la madre de sus hijos.

Para lograr su detención, el ministerio de Seguridad bonaerense, había ofrecido una recompensa de dos a cuatro millones de pesos.

Desde entonces, Santillán enfrenta cargos por los delitos de abuso sexual agravado por haber sido cometido por el ascendiente (contra su hija), abuso sexual gravemente ultrajante reiterado en tres hechos (los tocamientos en la pileta y la vez que le bajó la ropa a su cuñada), todos en concurso real entre sí con corrupción de menores por ser una de las víctimas menor de 13 años.

En tanto, la fiscal Monti espera el traslado del arrestado a los Tribunales de Morón para tomarle declaración.