ONG Ambientalista advierte sobre el daño causado por las obras de dragado y limpieza en la Cuenca del Reconquista

El Río Reconquista es uno de los corredores biológicos más importantes del área metropolitana. Une las áreas pampeanas de los arroyos que dan origen al Dique Roggero, con las islas del Delta del Paraná, atravesando el Gran Buenos Aires. Sin embargo, desde la ONG ambientalista conocida como «Aves de la Argentina» denunciaron que las obras hidráulicas que realiza la Provincia realiza sobre la cuenca para evitar inundaciones destruyen ese ecosistema.

La advertencia fue dirigida en forma de nota al Ministro de Infraestructura bonaerense, Leonardo Nardini; al COMIREC, a la Dirección de Hidráulica y a su Unidad de Planificación de Saneamiento de la Cuenca del Reconquista, que riega a los distritos de Zona Oeste, para desembocar sobre el Delta del Tigre.

Ese Programa abarca los partidos de Merlo, Moreno, Ituzaingó, Hurlingham y San Miguel. Según un relevamiento de la organización, «las obras en curso, tal como están siendo realizadas, afectarán sensiblemente los ecosistemas costeros y acuáticos del río Reconquista y, en consecuencia, a todos los ecosistemas ribereños y de humedales asociados a lo largo de esta cuenca».

Con un siglo de trayectoria y más de 3.500 socios en todo el país, Aves es la entidad ambientalista más antigua de la Argentina y es miembro de la red global de BirdLife International. El informe fue investigado por la Red de Clubes de Observadores de Aves, que tiene capítulos locales a lo largo del país.

«Somos conscientes de la relevancia de mantener el escurrimiento de las aguas del río y evitar las recurrentes inundaciones que en otros tiempos castigaron sensiblemente las zonas urbanas cercanas al río. Sin embargo, según la información que contamos, las obras que se vienen realizando no están considerando adecuadamente la preservación de los elementos naturales que aún sobreviven en el río y representan también valores relevantes para nuestra sociedad», sostiene la nota.

Y agrega: «Advertimos que está siendo removida la vegetación costera, incluyendo espacios que se encuentran actualmente en proceso de recuperación y de restauración a través de limpiezas comunitarias y plantaciones participativas de especies nativas desde hace ya varios años, siendo hábitat de una gran cantidad de especies».

Por ende, la ONA solicitó a la Provincia: «La inmediata suspensión de las obras en curso hasta que se revean los aspectos observados de dicha obra, buscando compatibilizar los trabajos de optimización del escurrimiento de las aguas con el cuidado de la vegetación de la costa del río y la preservación de la biodiversidad asociada».

Y «considerar la inclusión dentro del Programa de Saneamiento Ambiental y del Plan de Gestión Integral de la Cuenca del Río Reconquista, de los lineamientos propuestos en el marco de la perspectiva de Soluciones Basadas en la Naturaleza».

Además de «identificar de manera ajustada todas las fuentes de contaminación a lo largo de la cuenca, que generan el actual estado de las aguas del Río Reconquista, implementando soluciones de fondo, traducidas en un verdadero plan de saneamiento, y no la eliminación de los
pocos relictos de ambientes de humedal nativo que sobreviven en la cuenca».

El informe lleva la firma de Hernán Casañas, director Ejecutivo de Aves Argentinas.