Paro en el tren Sarmiento: Los guardas se niegan al test de alcoholemia y la Seccional Oeste pide volver a las burbujas

El servicio de trenes del Sarmiento se vio interrumpido en la tarde de este miércoles por una medida gremial que impide la salida de las formaciones desde la estación Once, que a esta hora se encuentra cerrada hasta nuevo aviso.

El sorpresivo conflicto surgió con los controles de alcoholemia que los guardas se negaron a realizar, según la Seccional Oeste de la UF, que lidera Rubén Sobrero, por el riesgo de contagio del Covid. El gremio pidió volver al sistema de burbujas y de licencias implementados durante los picos de la pandemia.

Tras las primeras cancelaciones, la empresa Trenes Argentinos informó que el inconveniente surgió como consecuencia de la “negativa de un grupo de guardatrenes, de realizarse los testeos de alcoholemia obligatorios antes de comenzar la jornada laboral”.

La medida gremial generaba la circulación de 9 de las 15 formaciones programadas. Pero el problema lejos de solucionarse parece haber escalado a la tarde.

La UF Seccional Oeste también emitió un comunicado en el que alega una actuación «negacionista» de parte de la empresa y el Gobierno, que por ahora no ha tomado medidas restrictivas pese al pico de contagios de esta semana.

El gremio exigió volver a las licencias y turnos rotativos y desacreditó todo tipo de «controles aleatorios con instrumento de alto riesgo para el contagio del virus».

Los controles de alcoholemia y de sustancias dispuestos por resolución de la CNRT, forman parte del protocolo de evaluación de carácter permanente que se extiende a todas las personas con responsabilidad asignada en la seguridad operativa de la circulación de trenes, informó la empresa.

La empresa ferroviaria anunció que ya realizó las denuncias correspondientes y adelantó que “aplicará medidas disciplinarias a cada uno de los trabajadores que decidieron no prestarse a la evaluación de rutina”.