Vecinos y concejales denuncian contaminación ambiental: El «Ecopunto» crece y asoma sobre un cementerio de Merlo

La concejal del FIT de Merlo Flavo Tessone denunció la «grave situación ambiental y sanitaria que viven los vecinos a causa del basural» y propuso una solución para su correcto funcionamiento del Ecopunto que funciona en la localidad de Libertad desde 2015, con fuerte resistencia de vecinos y ambientalistas y que anoche fue expuesto (una vez más) por un informe de Telenoche (C13) como un verdadero basural a cielo abierto.

“Pese a las decenas de denuncias realizadas por los vecinos de la zona, que se encuentran totalmente en medio de contaminación del aire y las napas, no tienen respuesta alguna de la intendencia del Municipio ni de la subsecretaría de medio ambiente y desarrollo sustentable. Tal es el abandono y el mal funcionamiento de lo que debería ser una planta de tratamiento residual, que la basura acumulada llega hasta el cementerio”, denunció la concejal.

Y concluyó: “Desde nuestra bancada vamos a organizar junto con los vecinos la propuesta de creación de un centro de tratamiento de residuos alejado del ejido urbano».

La concejal del PO también consideró «necesaria la municipalización del servicio de recolección, volcando todos los recursos que se dilapidan en una empresa privatizada a la reactivación de los camiones y salarios y condiciones laborales dignas. Es necesaria una política ambiental integral con campañas de educación de separación de residuos para la población a cargo de las organizaciones ambientales y profesionales».

Los vecinos denuncian un gran problema ambiental, que incluye casos de enfermedades respiratorias, intoxicaciones, alergias y manchas en la piel. Los vecinos denuncian que a raíz del mal funcionamiento y del exceso de basura, la única solución que brinda Mauricio Canosa (secretario de Delegaciones municipal) a estos reclamos es el entierro y la quema de los residuos para reducir la basura.

El barrio El Jardín y tantos otros de la zona no tienen agua de red y solo cuentan con pozos de agua, lo que agrava más la crisis sanitaria en medio de una pandemia.

Según los vecinos, el servicio de recolección de residuos en Merlo, que en su mayoría está privatizado y lo brinda la empresa Covelia, ligada históricamente a Hugo Moyano, no cumple con su contrato.

La gota que colmó el vaso fue la pésima realidad del cementerio municipal Santa Mónica, que está pegado al ecopunto. El basural creció tanto que ya está prácticamente adentro del cementerio.