La Justicia allanó el Hospital Posadas en una causa por presunta venta de pases sanitarios y test de Covid19 truchos

El juez federal Ariel Lijo ordenó este viernes una serie de allanamientos en el Hospital Nacional Alejandro Posadas, ubicado en Villa Sarmiento (Morón) por el delito de presunta venta ilegal de pases sanitarios y test de Covid-19. Todo indica que las partidas destinadas al nosocomio eran comercializadas en Mercado Libre.

En la causa se investiga a Juan Ignacio Maceira, hijo del director del hospital Posadas, Alberto Maceira; y a la titular de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA), Patricia Spinelli, según las fuentes judiciales.

Este mediodía una versión indicaba que Maceira había sido detenido, aunque el propio funcionario aclaró que seguía en su lugar de trabajo. La causa se inició a partir del testimonio de un productor periodístico que denunció que en el hospital vendían resultados de hisopados truchos por $6.000. Quienes pagaban por este servicio, recibían certificados oficiales del Ministerio de Salud de la Nación con los resultados negativos.

La investigación se inició a partir del testimonio de un productor periodístico que afirmó que en el hospital se realizan hisopados truchos por $6.000. Los “clientes” recibían certificados oficiales del Ministerio de Salud –SISA-, con los resultados negativos.

Todos los datos de estas constancias figuran en la página del SISA y están cargadas por Patricia María Andrea Spinelli, Directora de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias, madre del acusado y ex esposa del director del hospital. Los domicilios de ambos también resultaron allanados en las últimas horas.

En febrero del año pasado, el director Alberto Maceira, ya había declarado como testigo ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti en el marco del escándalo por el vacunatorio VIP y la aplicación de dosis a distintos dirigentes políticos, sindicales y periodistas.

En su declaración, Maceira señaló que asistió en una oportunidad al Ministerio de Salud y aplicó las dosis por única vez a 10 personas en el antedespacho del entonces ministro Ginés González García.

Unas semanas más tarde, la Justicia investigó el envío fuera de protocolo de unas 60 dosis de Sputnik V que estaban en el Hospital Posadas de Ezeiza a El Calafate en un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas. En la causa quedó involucrado Gustavo Javier Bahut, jefe de seguridad del hospital Posadas.