Apareció sana y salva Betiana Rossi, la mujer que había desaparecido en Tres F: «No quería hablara con nadie»

Betiana Rossi, la mujer que había desaparecido el 7 de febrero fue hallada sana y salva esta mañana en el partido de Escobar. “Me fui porque no quería hablar con nadie ni ver a nadie”, dijo tras se llevada a una comisaría.

Fuentes del ministerio de Seguridad bonaerense confirmaron que la mujer fue encontrada «sola» en unas cabañas en construcción: «Anoche recibimos de las patrullas inter isleñas el comunicado de que había algo sospechoso, de una femenina que estaba buscando resguardo en unas cabañas. Empezamos el seguimiento y se trataba de esta chica», puntualizaron.

Fuentes policiales informaron que Betiana fue trasladada a la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 23 de CABA, a cargo del fiscal Marcelo Retes, para una «posterior evaluación física y psíquica».

«Todo se debió, según sus dichos, a una discusión con su actual pareja, que motivó a que tomará la calle y empezará a caminar llegando hasta Escobar», agregaron.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, destacó el trabajo de la Policía de la Ciudad en la búsqueda de Betiana, y resaltó: «Su aparición con vida es una enorme alegría para todos».

Rossi había sido vista por última vez a través de cámaras de seguridad entrando a un supermercado en el partido de Tres de Febrero, al oeste del Gran Buenos Aires, luego de salir de su casa del barrio porteño de Villa Real.

El pasado 17 de febrero, la División de Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad encontró una riñonera y el DNI de la mujer cerca del predio ferroviario donde la habían captado las filmaciones, en las inmediaciones de la estación Sáenz Peña del tren San Martín.

Las pertenencias de Betiana estaban en la riñonera que usaba el día que desapareció. En la misma también había una tarjeta del banco Macro a su nombre, un portasubes, una pulserita, monedas, un broche de pelo, un paquete de pañuelos de papel.

La familia de la mujer hizo la denuncia ante la policía luego de que Betiana dijo que saldría a realizar unas compras y volvería a su casa, ubicada en Víctor Hugo y Avenida Francisco Beiró, pero no fue así.