Robo piraña: Vecino de Morón Sur fue sorprendido por cuatro delincuentes cuando salía de su casa para ir a trabajar

Un hombre fue atacado a golpes y amenazado durante un asalto bajo la conocida modalidad de «robo piraña» en Morón Sur. Contó con la participación de cuatro delincuentes armados que lo abordaron en la puerta de su casa cuando se disponía a retirar en su camioneta para ir a trabajar, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho, que quedó registrado por una cámara de seguridad, ocurrió ayer a las 6.30, cuando Marcelo Vergara se disponía a retirarse de su casa situada en Alcalde Rivas 606, abordo de su camioneta Fiat Toro azul.

En ese entonces fue abordado por cuatro de los cinco delincuentes armados que bajaron de un auto para robarle.

Según los voceros, los ladrones descendieron de un Citroen C4 gris y, al ver que el vecino sacaba su vehículo, fueron directo a robarle.

Para ello lo derribaron a golpes y lo dejaron tendido en el suelo mientras los amenazaban con armas.

«Uno de los delincuentes, apuntándome con un arma al pecho, me dijo dijo ´quédate quieto porque te voy a dar cuatro tiros en el pecho´. Lo que yo no quería era que entren a mi casa», contó esta mañana la víctima al canal C5N.

«Me pegaron en la cabeza y forcejeo para evitar que los asaltantes entren a robar a mi casa, donde estaban mi mujer y mi hija», sostuvo.

«Tenemos todo para que no entren, tenemos rejas altas, alarmas, luces y los vecinos estamos conectados para evitar que nos entren. Estamos todos con el culo en la mano y no sabemos qué nos pueda pasar», se lamentó .

El hombre dijo que es la primera vez que sufre un hecho de este tipo, aunque recordó que a su mujer le robaron otra camioneta a unas cuadras hace meses.

«Me queda la sensación de angustia y tristeza. Toda la impotencia por como te golpean y por mi mujer y mi hija que miraban todo de adentro», agregó.

Tras el ataque y asalto, los delincuentes escaparon con el rodado de la victima y aún son buscados por la policía.

El hecho es investigado por la fiscalía 3 de Morón, a cargo de Mario Ferrario, quien caratuló la causa como «robo de automotor».